La Ciudad de México, el motor económico del país con una participación de 16.1% del PIB nacional, es la entidad con el peor escenario en el mercado del trabajo formal.

De acuerdo con datos de la STPS, solamente la capital del país perdió empleos asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) durante febrero del presente año, con 987 bajas mensuales.

Desde el 2009, año de crisis económica y financiera, la Ciudad de México no registraba despidos en el segundo mes de cada año; en ese febrero la merma laboral ascendió a 5,450 trabajos.

En el marco de la actual crisis económica y de salud derivada del Covid-19, la estrategia capitalina en su plan de reactivación, enfocada en la industria de la construcción, principalmente en el sistema de transporte, así como la reapertura escalonada de diferentes giros (con baja capacidad) respecto al comportamiento del semáforo epidemiológico, todavía son insuficientes.

La pérdida de 987 trabajadores en el segundo mes del 2021 derivó de las bajas en cuatro sectores de nueve. Paradójicamente, la construcción fue la rama más castigada en la Ciudad de México con un recorte de 3,764 plazas; le siguieron servicios para empresas, personas y el hogar (-3,131); transportes y comunicaciones (-1,614), e industrias de transformación (-830).

En este último apartado hay grandes expectativas en el proyecto Vallejo–i, cuyo decreto del Programa Parcial de Desarrollo Urbano fue aprobado recientemente por el Congreso local; su objetivo es concretar más inversiones y continuar con la estrategia de detonación de esta zona industrial.

En el otro polo, los sectores que generaron empleos formales fueron agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y caza (32); industrias extractivas (122); industria eléctrica y captación y suministro de agua potable (246); comercio (3,636), y servicios sociales y comunales (4,316). Si bien destaca que ya se contrataron personas en los establecimientos comerciales como resultado de la reapertura de actividades no esenciales, aún no incide en un saldo positivo en el total de trabajos capitalinos.

En tanto, el primer lugar nacional en contrataciones de trabajadores con seguro social fue Jalisco, con 13,611 altas. El top 3 lo completaron Sonora (11,547) y Estado de México (9,597).

Sin embargo, los únicos estados con variaciones positivas en el stock de trabajadores asegurados en el IMSS durante febrero, en comparación con igual mes del 2020 (pre pandemia), fueron Tabasco (3.5%), Baja California (3.4%) y Chihuahua (1.5 por ciento).

En el acumulado del primer bimestre del 2021, siete entidades presentaron mermas: Oaxaca (5 despidos), Puebla (694), Veracruz (1,865), Quintana Roo (2,011), Baja California Sur (2,325), Guerrero (3,453) y, nuevamente en última posición, Ciudad de México (29,756).

estados@eleconomista.mx