Autoridades capitalinas informaron que la Ciudad de México fue reconocida por la organización internacional CDP como una de las 88 urbes a nivel mundial que lideran la acción ambiental, a pesar de las presiones que ha generado la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), la Ciudad de México logró obtener la calificación más alta dentro de la A List de CDP 2020, por sus esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y también por construir resiliencia para los impactos del cambio climático.

“Para obtener una A dentro de la  List de CDP 2020, una ciudad debe tener un inventario de emisiones a escala comunitaria, tener definida una meta de reducción de emisiones, publicado un plan de acción climática para mitigación de gases de efecto invernadero, adaptación a los recientes y futuros peligros climáticos, entre otras acciones”, informó la dependencia local.

Entre las estrategias que se le reconocen a la capital del país, destacan: reducir los niveles de contaminación, la mejora del Programa de Verificación Vehicular, el control de vehículos sostensiblemente contaminantes, promover una industria con bajas emisiones, así como la reducción de compuestos orgánicos volátiles en productos domésticos, cosméticos y pinturas.

Otra acción para reducir los niveles contaminantes fue la publicación en enero de este año de la norma ambiental NADF-011-2018 “con la que se promueve la instalación de equipos de control de emisiones de compuestos orgánicos volátiles, cambio de materias primas por insumos de menor impacto ambiental, así como mejores prácticas de operación en establecimientos comerciales y de servicio”.

La Sedema precisó que a lo largo de 30 años, la Ciudad de México ha registrado una tendencia a la baja en la concentración de contaminantes monitoreados, pero desde el 2019 se han alcanzado logros importantes, “ya que hubo una disminución del 9% en las partículas PM2.5, 4% en las PM10 y dióxido de nitrógeno, 3% en dióxido de azufre y 2% en monóxido de carbono”.

“Esto ha sido posible a partir de una coordinación con las autoridades federales y las entidades federativas que forman parte de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, así como al fortalecimiento de acciones dirigidas a prevenir y controlar la emisión de partículas y precursores”, reiteró.

kg