Puebla, Pue. La pandemia de Covid-19 debería dejar de ser una justificación para las próximas autoridades municipales, sobre todo de Puebla que entrará en funciones el 15 de octubre, para que tengan una estrategia de mayor promoción a fin de atraer inversiones y fortalecer la mejora regulatoria que dé certidumbre a los empresarios.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, sostuvo que los socios están dispuestos en apoyar a reactivar más rápido la economía, siempre y cuando sea vea interés desde el primer momento por parte de los ayuntamientos para dar mayores facilidades en trámites, principal queja de inversionistas cuando tienen algún proyecto para la Angelópolis y su zona metropolitana.

Señaló que las autoridades salientes dieron pasos lentos para consolidar más inversiones, principalmente en la ciudad de Puebla, incluso desde el primer año de gestión.

Sobre la mejora regulatoria, Alarcón Rodríguez consideró importante fortalecerla, porque 80% de los negocios son mipymes, y para la apertura de una de éstas, aún se tardan hasta 20 días en realizar los trámites.

Reiteró que hay una “excesiva” tramitología para las mipymes, la cual en oficinas municipales de la zona metropolitana no se resuelve, porque hay requisitos que bien se pueden hacer vía internet y no en ventanilla.

El dirigente empresarial recordó que tienen pendientes inversiones por 4,000 millones de pesos para la zona, de los cuales al menos 1,500 son para el municipio de Puebla para proyectos de vivienda media-baja y plazas comerciales.

El empresario local está consciente del panorama actual, pero debemos acelerar la recuperación económica en este 2021, porque el año pasado fue considerado perdido por la pandemia que ha lastimado a todos los sectores productivos”, ahondó.

Destacó que cuando se resuelva la mejora regulatoria generará una mayor productividad en atención al público, pero sobre todo propiciará más negocios y, con ello, fuentes de trabajo como piden las autoridades a la Iniciativa Privada.

Por ejemplo, en la ciudad de Puebla, en promedio son 10 días de trámites para crear una empresa y otros cinco para recibir la aprobación o rechazo de documentos, lo cual frena una inversión porque lleguen a extenderse los plazos.

No obstante, confió que los ediles entrantes atiendan a la Iniciativa Privada para darle celeridad a los proyectos que traen algunos también en el sector textil, autopartes y metalmecánica.

estados@eleconomista.mx