Monterrey, NL. Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), consideró que el conflicto laboral de Matamoros, Tamaulipas, se ha ido resolviendo, sin embargo, dijo que es muestra de que se debe tener mayor claridad de cómo solucionar estos problemas y que haya legalidad.

“Mucho de los problemas en Matamoros fue porque al final no intervenía la Federación, no intervenía ninguno de los mecanismos de conciliación que debe haber para resolver el problema”, comentó el dirigente al término de la Asamblea General Ordinaria de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León, donde se nombró a Adrián Sada Cueva como presidente del organismo.

Reiteró que los empresarios quieren legalidad, para que haya un laudo que diga quién tiene la razón y se proceda en consecuencia.

Confió en que la situación de paros ilegales y huelgas no se extienda a otras entidades federativas, pues desde el CCE están trabajando para demostrar que estos conflictos no le convienen a los trabajadores, a las empresas, ni al país.

“Debemos tener una orientación a que se respeten las leyes y la legalidad”, señaló.

En tanto, la secretaria del Trabajo de Tamaulipas, María Estela Chavira Martínez, afirmó durante la reunión de trabajo de sus homólogos con la dependencia federal, que desde el inicio del conflicto en las maquiladoras de Matamoros, en enero del 2019, se han quedado sin empleo alrededor de 4,700 personas.

Por ello, planteó la necesidad de repatriar a los migrantes centroamericanos que se encuentran en la frontera, pues no ven a la entidad sólo como lugar de tránsito sino de destino.

“Y en este momento sería prioritario para el Servicio Nacional de Empleo apoyar a más de 4,700 trabajadores desempleados en Matamoros”, manifestó la funcionaria.

Contexto

El conflicto laboral en Matamoros se originó luego de que los trabajadores afiliados al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora (SJOIIM) denunciaron en enero de este año que las empresas incumplieron con aumentar al doble el salario mínimo en los estados de la frontera norte desde el primer día del 2019, como establece el proyecto de zona libre en la frontera norte del actual gobierno federal.

Tras la revisión de los contratos colectivos, en los cuales los trabajadores demandaban un aumento de 20% a sus tabuladores y un bono único equivalente a 32,000 pesos, el sindicato decidió parar actividades en 48 empresas maquiladoras a mediados de enero.

Ante la imposibilidad de hacer frente a las demandas laborales, 15 empresas anunciaron que podrían salir de la ciudad de Matamoros, mientras dos concretaron el cierre de operaciones.

El pasado 10 de febrero, el Comité Ejecutivo del SJOIIM confirmó el fin de los emplazamientos a huelga en las 48 plantas en conflicto.

No obstante, de acuerdo con la secretaria del Trabajo estatal, a la fecha están en paro en cinco maquiladoras.

[email protected]