Monterrey, NL. El Clúster de Herramentales de Nuevo León solicitó al titular de Nacional Financiera (Nafin), Eugenio Nájera Solórzano, apoyo para replicar un programa de sustitución de importaciones que se realizó en el 2017, en el que el gobierno federal y la Iniciativa Privada invirtieron 75 millones de pesos.

Alfonso Peña, director del Clúster de Herramentales de Nuevo León, explicó a El Economista que el proyecto anterior recibió apoyo de la Secretaría de Economía y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, a través del Fondo de Innovación Tecnológica.

“Vamos a pedirle al director de Nafin replicar el cometido de sustitución de importaciones. En el anterior proyecto se dieron fondos por 30 millones de pesos para la compra de herramentales y que las empresas de Nuevo León los replicaran”, sostuvo.

Explicó que las firmas invirtieron otros 45 millones de pesos para apoyar a las Tier 2 (empresas proveedoras de segundo nivel), para realizar la sustitución de importaciones durante la vida del proyecto, con una duración de 10 años, por lo que se estima que van a lograr sustituir 2,800 millones de pesos en dicho periodo.

Alfonso Peña detalló que previamente tuvieron una reunión con Nafin, sin embargo, aprovechando la firma de la Red Nacional de Clústeres de la Industria Automotriz, se les presentará “un panorama de los herramentales y estamos trabajando para poder crear un instrumento de financiamiento para este nuevo proyecto”.

Según datos del Clúster de Herramentales, 95% de estas piezas es importado y los herramentales que se consumen en México provienen principalmente de Estados Unidos, Canadá, China, Corea y Japón.

Entre las principales autopartes importadas están las partes troqueladas y accesorios para carrocerías, con 3,104 millones de dólares en el 2018, lo que representó una variación de 17.3% con respecto al 2017, según datos de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Uso

Los herramentales se utilizan principalmente para la producción de automóviles, electrodomésticos, maquinaria, industria eléctrica, aeroespacial, entre otras.

Alfonso Peña destacó que es un sector transversal que da servicio a todas las industrias, todo lo que tenga que ver con manufactura de partes plásticas, partes de fundición o para hacer el ensamble.

Por ejemplo, en el estampado metálico, los herramentales que se emplean son los troqueles; en fundición, se utilizan moldes y en el ensamble de automóviles se emplean dispositivos y aditamentos.

“Vamos ligados en la producción al sector automotriz, si este crece, nosotros crecemos, porque en la medida que hay mayor producción se necesitarán más herramentales, no hemos tenido afectación, somos un sector local, todo lo que producimos se queda en México”, subrayó.

Se estima que en el 2022 México producirá 3.8 millones de vehículos, la mayor parte de exportación, de acuerdo con datos de la INA.

[email protected]