Puebla, Pue. A excepción de espacios cerrados como son cines, teatros y gimnasios, el gobierno estatal prevé dar luz verde para que negocios catalogados como no esenciales, reabran a partir del próximo viernes, aunque está sujeta a la decisión que se acuerde con la Federación.

Este miércoles, el mandatario poblano Miguel Barbosa Huerta, accedió a valorar y casi dar por hecho la petición de los organismos empresariales por reabrir tras más de cuatro meses de paros por la pandemia de Covid-19.

Barbosa puntualizó que la reactivación de esos negocios será de manera gradual y estarán vigilantes de que no incumplan la disposición o habrá sanciones, entre ellas la clausura.

Pidió a los empresarios esperar hasta el jueves para que se dé a conocer la decisión definitiva. 

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, reconoció la disposición de las autoridades estatales para la reapertura de poco más de 150,000 negocios que han subsistido en más de un cuatrimestre de paros, tiempo en que también se han dado quiebras.

Comentó que no fue una necedad de la Iniciativa Privada reabrir sino que las condiciones de cada empresa es crítica e insostenible para mantener empleos sin tener ingresos.

Dejó en claro que no todos abrirán el día viernes, sino que unos esperarán hasta el lunes de la próxima semana para retomar actividades con las medidas sanitarias para cuidar a los clientes.

Números rojos 

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) poblana, Marco Antonio Prósperi Calderón, sostuvo que arrancarán en números rojos por falta de liquidez. 

Sostuvo que los más de 7,600 socios, asumirán el riesgo que trae esa reapertura pese a estar Puebla en color rojo del semáforo epidemiológico y que en otra entidades también hicieron lo mismo.

Indicó que es urgente llevar a cabo la reactivación por la crisis económica en que están los negocios y que no iban a poder seguir existiendo en caso de prolongarse el confinamiento. 

Reconoció la disposición del gobierno estatal por dar luz verde a la reactivación económica; sin embargo espera que los conflictos con el ayuntamiento no vayan a frenar a los negocios, porque hay falta de coordinación en el tema de permisos.

Refirió que durante los cuatro meses de paros por la contingencia sanitaria no se han tenido casos de Covid-19 entre el personal que estuvo en sus casas y esperando tener esa tendencia con la reapertura.