La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales autorizó un segundo proyecto privado de recuperación de playas para las costas de Quintana Roo. Se rellenará un tramo de costa en la zona conocida como Punta Jade.

Las obras se realizarán entre el kiloìmetro 252+720 al 253+243 de la Carretera Federal 307, Reforma Agraria–Puerto Juaìrez, dentro de la poblacioìn de Akumal, municipio de Tulum, Quintana Roo, dentro la zona turiìstica conocida como la Riviera Maya.

El proyecto consiste en la rehabilitacioìn y mejoramiento de una zona de playa rocosa –y su aìrea marina adyacente- de 9,000 metros cuadrados de superficie, mediante el vertido de aproximadamente 4,500 metros cúbicos de arena, proveniente de un banco cercano al litoral, a 500 metros en direccioìn Sureste del sitio de intereìs, asiì como la instrumentacioìn de cinco andadores de madera.

En la Manifestación de Impacto Ambiental se expone que la playa de Punta Jade no se encuentra en las mejores condiciones para la recreacioìn y esparcimiento por parte de la poblacioìn local, asiì como por visitantes y turistas a la zona, ya que los sitios de acceso al mar se encuentra afectada por afloramientos rocosos dada la permanente erosión de la costa.

A lo largo del litoral quintanarroense hay varios puntos en los que la pérdida de arena está afectando la principal actividad económica, que es el turismo en Cancún y la Riviera Maya.

Para este proyecto, la arena seraì extraiìda, con bombas eleìctricas sumergibles y transportada hidraìulicamente por tuberiìa volada y lastrada al fondo marino para danÞarlo y no interferir con la navegacioìn, hasta el sitio del vertido, donde se colocaraìn mallas antidispersioìn.

El tiempo de vida uìtil del proyecto se preveì sea de 50 anÞos, con base en su mantenimiento perioìdico, sin excluir la posibilidad de que despueìs del paso de alguìn huracaìn de magnitud e intensidad muy altas, se llegue a necesitar la aplicacioìn de algunas acciones de emergencia, tanto preventivas como restaurativas.

Este mismo año, la semarnat ya había aprobado un primer proyecto privado de recuperación de playas también en la Riviera Maya, específicamente en el megadesarrollo Hacienda Tres Ríos, de Grupo Sunset, que logró documentar la pérdida anual de 2.4 metros de su frente de playa.

Este proyecto es mucho más grande, pues abarcará 30 hectáreas y pretende construir arrecifes artificiales, rellenar las dunas costeras con arena extraída de bancos submarinos y construir estructuras que eviten la erosión por el constante oleaje del mar.

Grupo Sunset logró documentar que el Sistema Ambiental Punta-Punta Maroma, en cuyo interior se encuentra el megadesarrollo Hacienda Tres Ríos, enfrenta un fuerte proceso de erosioìn y retroceso en la liìnea de costa que pone en riesgo los bienes y servicios ambientales derivados de dichos ecosistemas, asiì como el patrimonio de los inversionistas y el beneficio socio-econoìmico que representan la construccioìn y operacioìn de desarrollos turiìsticos en la regioìn .

El gobierno de Quintana Roo ha anunciado que se encuentra gestionando recursos federales que le permitan iniciar un proyecto de restauración de playas en la zona hotelera de Cancún y algunos puntos de la Riviera Maya y Cozumel.

En 2009 los tres niveles de gobierno financiaron el gran proyecto de recuperación de playas en Quintana Ro con una inversión de más de 900 millones de pesos, mediante el que se extrajeron 1.5 millones de metros cúbicos de arena de bancos submarinos en Cozumel, para depositarlas sobre un frente de playa de 10.5 kilómetros en Cancún, 4.5 kilómetros en Playa del Carmen y 1.5 kilómetros en Cozumel.