En los primeros nueve meses del 2015, el flujo de pasajeros en el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) sumó 360,485 personas, lo que representó un incremento de 19% anual, según los datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

El número de usuarios pasó de 302,677 en enero-septiembre del 2014 a 360,485 pasajeros en el mismo periodo de este año.

Los datos de la DGAC, que forma parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal, indica que la cantidad de pasajeros nacionales aumentó 23.6% anual en el lapso de referencia, con 215,187 pasajeros a septiembre pasado.

En tanto, el número de usuarios internacionales ascendió a 145,298 en enero-septiembre de este año, un aumento de 12.8% frente a los primeros nueve meses del 2014, cuando se reportaron 128,705 personas.

De acuerdo con el reporte de la DGAC, sólo en septiembre de este año, los pasajeros registrados en el AIQ ascendieron a 37,547, esto es un crecimiento de 9.6% en comparación con el mismo mes del 2014.

Los registros oficiales refieren un comportamiento positivo a lo largo de todo el año, aunque los meses de mayor afluencia de usuarios en la terminal aérea queretana han sido marzo, con 41,260 pasajeros; así como la temporada de vacaciones de verano, con 41,037 usuarios en junio, 46,536 en julio, y 46,170 pasajeros reportados en agosto.

Menos vuelos

En lo que se refiere al número de vuelos, el aeropuerto de Querétaro registró un total de 21,008 operaciones en enero-septiembre del 2015. Lo anterior implicó una disminución de 1.1%, frente a los 21,262 vuelos registrados en el mismo lapso del año previo.

En el noveno mes del 2015, el AIQ reportó 2,287 operaciones ante la autoridad federal, lo que significó una baja de 11.5% respecto de los 2,585 vuelos registrados en septiembre del año pasado, de acuerdo con la DGAC.

Autoridades de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) de Querétaro y directivos del aeropuerto intercontinental confiaron en que se logre la meta de al menos 500,000 pasajeros en este año, con lo cual la terminal queretana consolidaría su actividad.

Jesús Arredondo, director general del AIQ, refirió que la terminal presenta un aumento de aproximadamente 20% anual, el cual está vinculado al servicio que también se otorga a los estados de la región como San Luis Potosí, Michoacán y Guanajuato.

Arredondo destacó que la oferta de pasajeros existe en un radio de 200 kilómetros a la redonda.

Las estimaciones de la Sedesu son de un incremento hasta de 700,000 usuarios para el año 2017, por lo que es esencial trabajar en la ampliación de su infraestructura. De esta forma, el gobierno del estado tiene proyectados al menos 400 millones de pesos para la construcción de una segunda terminal.

Cabe mencionar que en octubre pasado Aeroméxico inició su nueva ruta ciudad de México-Querétaro; en tanto que la aerolínea Transportes Aéreos Regionales (TAR) iniciaría su vuelo Querétaro-San Antonio en marzo del 2016, informó hace unos días el titular de la Sedesu, Marco Antonio del Prete.

[email protected]