Con reconocimiento mundial de sus vinos, Cavas Freixenet en el municipio de Ezequiel Montes incrementó en 8% la cantidad de visitantes respecto al año pasado, en el que recibió a 168,000 personas durante todo el 2010.

La directora de Relaciones Públicas de Cavas Freixenet, Gemma Balaguer Verano, informó que tras 30 años de su apertura en los viñedos de Ezequiel Montes, la empresa genera ya 82 empleos y generó un cambio en la cultura respecto al vino en toda la región.

Sostuvo que la calidad de los vinos, con reconocimiento mundial, incrementó en 8% la cantidad de visitantes, que se conforman, mayoritariamente, por parejas jóvenes con ganas de aprender sobre cómo tomar y con qué alimentos combinar los distintos tipos de vino.

Mucha gente que ha aprendido a tomar vino, que toman talleres incluso para capacitarse en el mundo del vino. La gente necesita preguntar, necesita informarse de cómo está hecho el vino para aprender a tomarle y las catas sirven para lo mismo, para conocer el maridaje , explicó.

Aunque más del 80% de la producción de Cavas Freixenet es de vino espumoso, los distintos tipos de uva que cultiva, permiten acompañar desde una ensalada hasta un mole y otros alimentos de la cocina mexicana.

Reconoció que la gente se sorprende al principio, pero después identifica mejor los sabores al darse cuenta de que no todos los alimentos deben acompañarse con cerveza o tequila, porque existen más bebidas que incrementan el sabor de la comida.

Freixenet produce alrededor de dos millones de botellas al año, siembra casi 50 hectáreas en sus viñedos y realiza recorridos gratuitos por sus cavas los fines de semana.