Querétaro, Qro. La iniciativa del municipio capitalino de un incremento promedio de 14% en las tablas de los valores catastrales podría derivar en el pago de una carga impositiva extra, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) por adquisición de bienes inmuebles, alertó la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

El presidente del capítulo Querétaro de AMPI, Pedro Reyes Martínez, explicó que se trata de un impuesto federal que se genera cuando el valor del avalúo supera en más de 10% el precio real.

“Con el último aumento que se pretende hacer ahora, que probó el ayuntamiento de Querétaro, de aumentar un aproximado de 14% en valores catastrales. Nosotros estamos anticipando una situación delicada que se puede presentar, porque al aumentar más lo valores catastrales, se le puede generar al adquirente un impuesto extra”, precisó.

Expuso que el impuesto se causa sobre la diferencia entre el precio real y el valor del avalúo, lo que implica un pago directo de 20% de la diferencia.

Reyes Martínez ejemplificó que  si un inmueble con valor de 1 millón de pesos excede en más de 10% el avalúo fiscal (es decir, excede a más de 1 millón 100,000 pesos), si el valor catastral se fija en 1 millón 150,000 pesos, se debe pagar directamente 20% de la diferencia, es decir, 20% de los 150,000 pesos, que implicaría un pago de 30,000 pesos por este  impuesto.

“Además de pagar el Impuesto Sobre Traslado de Dominio más alto de la República, se puede llegar a pagar el Impuesto Sobre la Renta por adquisición de bienes inmueble, que es un impuesto federal y que se causa cuando el valor del avalúo en este caso en Querétaro es el avalúo fiscal, supera en más de 10% al precio real”, pronunció.

A este escenario se suma que Querétaro mantiene la tasa más alta del Impuesto Sobre Traslado de Dominio; en tanto que el incremento previsto en las tablas de los valores catastrales implicaría directamente un aumento en el pago del Impuesto Predial, aseguró.

“Agresiva política tributaria”

El presidente de la AMPI Querétaro contextualizó que Querétaro está entre las cinco entidades con mayor crecimiento inmobiliario,  lo que —dijo— ha derivado en que en el estado se haya generado una agresiva política tributaria y recaudatoria en el sector.

Estas acciones se han reflejado en el incremento del Impuesto Sobre Traslado de Dominio que han registrado seis de los 18 municipios, que en unos casos ha implicado pasar de una tasa de 2.5% a una de hasta 6% por concepto de este gravamen.

“El crecimiento de la industria inmobiliaria ha generado en las autoridades locales una agresiva política tributaria y recaudatoria en el sector, pues el Impuesto Sobre el Traslado de Dominio ha pasado de ser de 2.5% en el 2015 al rango de 4.5 hasta 6.5%, colocando al municipio de Querétaro como el más alto de toda la República Mexicana”, declaró.

Estas acciones, refirió, impactan negativamente la competitividad del sector inmobiliario en el estado.

[email protected]