Tijuana, BC. El próximo 10 de julio, la Administración de Servicios Generales de Estados Unidos (GSA, por su sigla en inglés) abrirá tres carriles para vehículos con dirección sur y un puente hacia México, como parte del proyecto de renovación y expansión de la garita de Calexico West.

De acuerdo con información de la GSA, este puerto fronterizo es la tercera entrada hacia la Unión Americana más concurrida en el estado de California; anualmente alrededor de 4 millones de vehículos cruzan en dirección norte, tratándose de peatones la cifra incrementa a 4.8 millones.

La institución informó que el costo estimado del proyecto asciende a 370 millones de dólares, que serán utilizados en dos fases, la primera, que recién arrancó este mes y que ya cuenta con los recursos, y la segunda, que actualmente no tiene fondos.

La transformación del puerto fronterizo, según la GSA, consiste en renovar y expandir el puerto existente aumentando el número total de cabinas de inspección hacia el norte a 16, construir nuevas instalaciones hacia el norte y de procesamiento peatonal, además de una nueva casa matriz, espacio de administración y una estación de inspección secundaria.

También se abrirán cinco carriles vehiculares más hacia el sur, es decir, de Estados Unidos a México, lo que permitirá mejorar la capacidad de las aduanas y de la Protección Fronteriza de Estados Unidos para llevar a cabo su misión.

Modificaciones

El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Baja California, Alfonso Padrés Pesqueira, explicó que los trabajos de modernización en la garita implicarán algunos cambios en territorio mexicano, en Mexicali, mientras concluye la obra.

Por ejemplo, a partir del 10 de julio el ingreso de Calexico hacia Mexicali por la Garita Centro será desviado hacia la garita Río Nuevo; el flujo en este punto será exclusivo de Calexico-Mexicali: no habrá ingresos de Mexicali a Calexico por la Garita Río Nuevo hasta el mes de noviembre aproximadamente.

Se trata de una obra con un costo de aproximadamente 280 millones de pesos, recursos del gobierno federal a través del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, de Servicios de Administración Tributaria, y que es ejecutada por la Secretaría de la Defensa Nacional, gobierno estatal y municipal.

Asimismo, el Congreso del estado solicitó que el proyecto sea integrado a los puentes que se habían contemplado con anterioridad, por lo que se dieron a la tarea de generar el estudio de costo-beneficio y se envió a la unidad de inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

estados@eleconomista.mx