Las entidades que conforman la Alianza Centro-Bajío-Occidente desarrollan estrategias en beneficio del campo, como la creación de un fideicomiso, la construcción de infraestructura regional y la generación de un organismo que evalúe a las empresas.

En entrevista con El Economista, Roberto Castañeda Tejeda, subsecretario de Administración y Eficiencia de los Recursos Naturales del Sector Rural de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR) de Guanajuato, explicó que tienen como objetivo ser la región líder a nivel nacional en producción, venta y exportación de productos agrícolas y ganaderos.

“Es un desarrollo integral. Tuvimos un taller de planeación con Eduardo Sojo Garza Aldape, director general del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del CIDE, que tiene toda la experiencia con los cinco estados (Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes, Querétaro y Jalisco). Lo que hicimos fue estructurar todas las áreas de desarrollo del sector agroalimentario”, aseguró.

Detalló que a partir de esta reunión se efectuaron los objetivos, así como la conformación de los equipos de trabajo, en donde cada estado estará a cargo de uno. Además de que se trabajarán dos puntos: producción y comercialización.

“Hemos llegado a definir qué queremos hacer y quién es responsable de cada tema, nos lo dividimos. Ya definimos los equipos de trabajo y estamos en la elaboración de sus metas. El desarrollo de los estados no es igual, hay algunas entidades más evolucionadas en ciertos temas. Hemos encontrado voluntades, se va a poder generar una sinergia que contribuirá a la región y al país”, acotó.

Sobre ello, precisó que hay varios temas que están trabajando: resolver y mejorar a nivel regional proveeduría e insumos para el campo, por ejemplo, se busca tener las semillas con la mejor la calidad, consolidar la compra de fertilizantes y agroquímicos.

Castañeda Tejeda indicó que también pretenden desarrollar infraestructura regional, como construcción de redes de almacenamiento inteligente de productos agrícolas y un sistema de riego que no permita el desperdicio de agua (cuidado a la sustentabilidad).

“También estamos trabajando en un tema muy importante de infraestructura, que es la red de frío. La red de frío significa lograr tener en lugares estratégicos de toda la región cuartos fríos para que se puedan almacenar productos de hortalizas (...) Estamos trabajando en una red regional de almacenamiento de granos, buscamos tener una red de silos”, añadió.

Sector ganadero

Para el sector ganadero se verá la cuestión de sanidad y la mejora genética, además de que haya procesos de capacitación para que se profesionalice la cadena de valor y así sepan cómo se debe atender a los animales, expuso el subsecretario.

Sobre la comercialización, detalló que van a capacitar a todos los productores, desde pequeños, medianos y grandes. “Estamos trabajando en el tema de desarrollo de capital humano, para que los productores tengan herramientas para saber interpretar mercados, interpretar estados financieros, que sepan administrar personal y capital. Dependiendo de las vocaciones deben tener herramientas de operación para su proceso productivos”.

En este año se materializó la Alianza Centro-Bajío-Occidente, conformada por Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, donde se busca sumar sus capacidades para consolidarse como una plataforma regional de desarrollo económico; los cinco estados representan alrededor de una quinta parte del PIB nacional.

Propuestas

El subsecretario de la SDAyR expuso que durante los encuentros efectuados cada entidad ha hecho hincapié en una propuesta; para Guanajuato hay dos temas a trabajar: sanidad y escalabilidad de empresas.

“Guanajuato ha trabajado en la sanidad, precisamente tiene una institución consolidada que es el Comité Estatal de Sanidad Vegetal, se le ha metido mucho dinero, esfuerzo y estructura. Queremos mantener el organismo porque es la base de la competitividad internacional, por ejemplo, lo primero que te señala Estados Unidos cuando quieres que le mandes brócoli es la inocuidad”, destacó.

“Guanajuato trae un plan de escalabilidad de empresas, que es tener un diagnóstico claro de la región y ver en qué nivel está cada empresa. Por ejemplo, se podría ver que hay productores que están en un nivel primario”, agregó.