La relación comercial entre México y China tiene una visión estratégica que sigue su marcha y va más allá de un solo proyecto de infraestructura (como el fallido tren México-Querétaro), la cual se fortalecerá tras la presentación de las zonas económicas especiales (ZEE), donde los empresarios chinos tienen amplia experiencia, comentó Enrique Escorza.

En entrevista, el ministro jefe de cancillería de la Embajada de México en China dijo que la presencia de firmas como Gruma o Bimbo en ese país son parte del proceso de acercamiento que requieren los inversionistas para instalarse.

El interés de las firmas chinas en México es evidente, como lo han hecho saber Lenovo, Sinohydro o Huawei, que mantienen sus planes de expansión. Eso es lo que demuestra en su conjunto el trabajo político y de negocio entre las partes, más allá de que se haya cancelado una obra , agregó.

Desde su perspectiva, la cultura milenaria de los chinos les permite tener una visión a futuro , en lugar de estar lamentando que no se haya concretado el que sería el primer tren de alta velocidad en América Latina, tan es así que no se ha inhibido el dinamismo en el interés por intercambiar negocios .

El diplomático dejó claro que luego del encuentro entre los mandatarios de los dos países, en el 2013, no han cesado los trabajos de complementariedad en diversos aspectos económicos, entre ellos el turismo.

En el sector turístico tenemos un enorme potencial. Este año hemos trabajado con los operadores turísticos para que nos ayuden a difundir nuestros atractivos naturales. Que ?Aeroméxico haya incrementado a tres frecuencias por semana es una muestra clara del interés existente , afirmó Escorza.

[email protected]