Volkswagen suspenderá el ensamblaje de su modelo Tiguan en su planta ubicada en el central estado Puebla, en México, debido al impacto del continuo desabasto de semicomponentes en la industria, informó el miércoles la compañía.

La automotriz alemana agregó en un comunicado que espera retomar la producción de su vehículo deportivo utilitario en este complejo el viernes.

El jueves pasado, General Motors Co y Ford Motor Co dijeron que recortarán más la producción de vehículos debido a la escasez de semiconductores que ha afectado a la industria automotriz mundial.

Para IHS Markit, el problema de desabasto de semiconductores se prolongará durante todo el 2022, en el que difícilmente se tendrá acceso a la materia prima en lo que resta del presente año, así que la industria automotriz mantendrá los paros escalonados en las plantas para enfrentar la problemática.