La unidad mexicana de Volkswagen dijo el martes que alcanzó un acuerdo salarial con sus trabajadores, con lo cual evitó el inicio de una huelga luego de tres semanas de negociación, en un contexto económico complejo por la epidemia del coronavirus.

La automotriz alemana llamó en julio a sus miles de empleados en el central estado mexicano Puebla a considerar soluciones alternas al alza salarial de un 12% que había solicitado el sindicato originalmente, con el fin de preservar la estabilidad de la empresa.

La compañía acordó con los trabajadores un incremento del 5.46%, de los cuales un 3.62% es directo al salario y el 1.84% restante en prestaciones globales, dijo a Reuters Manuel Aburto, portavoz del sindicato de trabajadores de Volkswagen.

"Es una hazaña por los tiempos difíciles como la pandemia y la situación de trabajo", afirmó en una entrevista .

Volkswagen, por su parte, resaltó en un comunicado el entendimiento logrado con los empleados "en medio de una crisis de salud pública y económica sin precedente", que le obligó a paralizar sus operaciones locales durante más de tres meses para contener el brote.

Kai Linnenkohl, vicepresidente ejecutivo de Recursos Humanos y Organización expresó que el acuerdo envía una señal muy positiva al Grupo Volkswagen, sobre la sensibilidad y empatía del equipo en México. 

“Reconozco a las comisiones negociadoras, cuyo talento y capacidad de diálogo hizo posible que se alcanzara este entendimiento”, citó el comunicado.

El acuerdo conseguido por las partes ha sido protocolizado ante la autoridad federal y las comisiones retornan a sus actividades en la fábrica ubicada en el municipio de Cuautlancingo.

Con información de Reuters.