En mayo, las ventas de los comercios minoristas de México crecieron 0.6% –luego de retroceder 0.4% en el mes previo– impulsadas por el comercio online y por catálogo, los textiles, ropa y calzado y las ventas automotrices.

El indicador retomó así su senda de recuperación, que se refleja en nueve avances mensuales en los últimos trece meses, de acuerdo con cifras divulgadas el viernes por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Durante el quinto mes del año cinco de nueve categorías de ventas mostraron avances, encabezadas por el rubro de ventas por internet y por catálogo, que creció 7.1% en comparación con abril.

“Tras la caída mensual del mes previo, el indicador repuntó ligeramente en mayo, impulsado posiblemente impulsado por el Hot Sale 2021 (...) La mejora también fue respaldada por las remesas, que aún mostraron un crecimiento sólido (+31% a/a), además, la tasa de desempleo se moderó ligeramente (4.1%) y la confianza del consumidor subió a 43 puntos”, comentó Ángel Huerta, analista del Grupo Financiero Ve por Más.

A las ventas online, le siguieron en dinamismo las ventas de productos textiles, ropa y calzado crecieron (+2.5%), automóviles, refacciones y combustible (+2%) y los artículos de ferretería y tlapalería (+1.2 por ciento).

Durante los primeros cinco meses del año, las ventas minoristas fueron 7.8% superiores con relación al mismo período del 2020 y 2.5% inferiores frente al lapso homólogo del 2019.

“La publicación de las estadísticas de las ventas al por menor y al por mayor para mayo refuerzan nuestra noción de que el mercado interno está siendo un eje fundamental de crecimiento en el 2021”, opinó Marcos Arias, analista de Grupo Financiero Monex.

En su comparación anual, las ventas minoristas crecieron 29.6%, cifra que refleja la base comparativa atípica, producto del desplome de ventas de mayo del 2020 detonado por el cierre de comercios no esenciales ante la propagación del Covid-19.

“Las cifras anuales siguen distorsionadas por la pandemia, con amplias diferencias a nivel sectorial dado que los patrones de consumo cambiaron dramáticamente en los primeros meses después del choque”, comentó por su parte Juan Carlos Alderete, director de Análisis Económico del Grupo Financiero Banorte.

octavio.amador@eleconomista.mx