En agosto las ventas del comercio minorista en México se mantuvieron estancadas, al mostrar un avance discreto de 0.02% con relación al mes previo, de acuerdo con datos reportados ayer 21 de octubre, por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

El registro fue, no obstante, ligeramente mejor que la contracción de 0.5% observada en julio y mejor respecto de la contracción de 0.3% que esperaba el mercado.

“El resultado está cargado de cierto optimismo, pues el consenso esperaba una caída de 0.3% m/m (Monex -0.5%) ante las duras condiciones impuestas por la tercera ola de Covid-19”, dijo en un reporte Marcos Arias, analista del Grupo Financiero Monex.

Las ventas minoristas alcanzaron su punto máximo de recuperación tras la crisis pandémica en marzo pasado, cuando se ubicaron apenas 0.4% por debajo del nivel de marzo del 2019. En agosto, el indicador fue 3% inferior en su comparación bianual.

Durante el octavo mes del año, únicamente tres de las nueve grandes categorías de ventas de mercancías que mide el Inegi tuvieron avances. Lideró el renglón de ventas por Internet y por catálogo, con un avance de 11%, seguido por el rubro de productos de salud (+3.3%) y por las tiendas de autoservicio y departamentales (+0.6 por ciento).

En comparación con los primeros ocho meses de agosto del 2019, las ventas por Internet y por catálogo están 94.9% arriba, seguidas por las de productos de salud (+13.8%) y motocicletas (+6.9 por ciento).

Por el contrario, las ventas de papelería, libros y periódicos siguen siendo las más castigadas, con una caída de 32.2%, seguidas por ropa y accesorios (-25.3%), perfumería (-22.7%) y calzado (-20.3 por ciento).

empresas@eleconomista.mx