Las ventas de autos y camionetas nuevas en Estados Unidos aumentaron a un nuevo récord en 2016, dijeron el miércoles los fabricantes, y los inversores demandaron acciones del sector porque la sólida confianza de los consumidores y precios relativamente bajos de la gasolina mejoraban las perspectivas.

Las acciones de General Motors Co subieron un 5.5% y las de Ford Motor Co ganaron un 4.6%, un desempeño muy superior al alza de apenas un 0.3% del promedio industrial Dow Jones.

Autodata Corp dijo que las ventas de automóviles en Estados Unidos en 2016 subieron un 0.4% a 17.55 millones de unidades, en la comparación con el récord que se había logrado el año anterior.

Las ventas de diciembre aumentaron un 3%, en tasa ajustada por estacionalidad, a un total anualizado de 18.43 millones de vehículos, agregó Autodata. El resultado superó largamente las expectativas de los analistas de 17.7 millones de unidades.

Las cifras llevaron a los ejecutivos de las tres empresas líderes del mercado estadounidense -GM, Ford y Toyota Motor Corp - a pronosticar que este año las ventas estarán cerca del nuevo máximo del año pasado.

General Motors Co reportó una inesperada alza de un 10%, mientras que Ford Motor Co también rebasó los pronósticos.

"Indicadores económicos clave, especialmente la confianza al consumidor, siguen reflejando optimismo sobre la economía de Estados Unidos, y la fuerte demanda de los consumidores sigue impulsando a la industria", dijo Mustafa Mohatarem, economista jefe de GM. "Creemos que la industria automotriz se mantiene bien posicionada para ventas en niveles récord en 2017".

La japonesa Toyota Motor Corp reportó un alza de ventas de un 2%, frente a las expectativas de analistas de una caída de entre un 1 y un 4 por ciento.

Por su parte, las ventas de Fiat Chrysler Automobiles se desplomaron un 10%, frente a las expectativas de analistas de un derrumbe de entre un 10 y un 15 por ciento. La caída se debió en parte a que ya no se producen varios modelos de sedán.

rarl