La Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal (DGTFM) recibió este lunes nueve propuestas técnicas y económicas como parte del proceso de licitación para construir los talleres, cocheras y edificio administrativo, entre otras obras, para el tren de pasajeros México-Toluca, las cuales van de 942 millones de pesos a 1,471 millones de pesos.

Ocho ofertas se hicieron mediante consorcios y solamente una empresa participa de manera individual: ICA, quien propuso hacer los trabajos por 1,190 millones de pesos. El fallo del proceso lo dará a conocer la dependencia el próximo 12 de febrero.

Las propuestas involucran a 35 empresas constructoras y de arquitectura, nacionales e internacionales, entre las que destacan Aldesem, Prodemex, PCZ Construcciones, Isolux Corsán, Comsa Emte, Mantenimientos Ferrovías y Subsistemas, y Radix.

La licitación para construir los talleres, cocheras o edificio administrativo del tren es la última que realiza la DGTFM en relación a trabajos de obra pública para el único tren de pasajeros que tiene avances de la actual administración federal, que hace tres años prometió desarrollar otros dos: el Transpeninsular (Mérida-Cancún) y México-Querétaro.

Al cierre de 2015, el tren ha logrado un avance general de 20% , aseguró el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, el mes pasado.

De acuerdo con el acta de presentación y apertura de proposiciones, ICA presentó el pasado 12 de enero un escrito en el cual se solicita la revisión preliminar respecto a la especialidad, experiencia y capacidad, así como de la documentación distinta a la solicitada, como lo prevé la Ley de Obras Públicas; sin embargo, la DGTFM no ofrece detalles sobre la respuesta que le dio a la constructora.

Una constructora se disculpó

La dependencia también precisó que de acuerdo con el protocolo de transparencia que firmó la SCT y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, todos los procesos de licitación de obras superiores a 100 millones de pesos son grabados para dejar testimonio. Por lo anterior, en el material de video quedó asentado que la empresa FCC Construcción, de origen español y que cuenta con una participación accionaria de Carlos Slim, entregó una carta de disculpa y desistimiento.

[email protected]