El gigante de bienes de consumo Unilever dijo que se acercó a Glaxosmithkline para comprar la rama de bienes de consumo del grupo farmacéutico, después de que un periódico informara que una oferta de 50,000 millones de libras (68.400 millones de dólares) que hizo había sido rechazada.

Unilever, que ha estado bajo críticas por parte de algunos inversores por el bajo rendimiento del precio de las acciones del grupo, confirmó el acercamiento sobre una posible adquisición del negocio.

"GSK Consumer Healthcare es un líder en el atractivo espacio de la salud del consumidor y sería una combinación estratégica sólida a medida que Unilever continúa remodelando su cartera", dijo. "No puede haber certeza de que se llegue a algún acuerdo".

GSK se negó a comentar sobre el acercamiento.

Previamente, el Sunday Times de Gran Bretaña dijo que la oferta de Unilever por el negocio realizada a fines del año pasado era de alrededor de 50,000 millones de libras y había sido rechazada por ser considerada demasiado baja por GSK y Pfizer, que posee una participación minoritaria en la división.

Se entendió que el acercamiento de Unilever, que posee marcas como el jabón Dove y Marmite, para la cartera de marcas para el hogar de Glaxo, incluidos los analgésicos Panadol y la pasta de dientes Sensodyne, no había sido solicitado.

La oferta de Unilever no incluía ninguna prima de adquisición ni reconocimiento de sinergias, afirmó el diario, agregando que no estaba claro si el grupo haría una oferta mayor. La compañía ha estado bajo la presión de los inversionistas luego de tener un desempeño inferior que rivales como Procter & Gamble.