México sigue mostrando su mejor cara al turista internacional pese al clima de inseguridad que se vive en algunas zonas turísticas del país y en el 2017 volvió a atraer visitantes foráneos a un nivel récord.

El año pasado el flujo de turistas internacionales creció 12% a 39.3 millones de personas, mientras que su derrama de divisas escaló 8.6% a 21,332 millones de dólares, ambos, niveles históricos.

En cuanto al flujo de llegadas se hilaron así seis años de avances, mientras que en el caso de los dólares generados se encadenaron cinco años de crecimientos, de acuerdo con cifras divulgadas por el Banco de México (Banxico).

El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, anticipó desde el mes pasado en la Feria de Turismo de España que, al cierre de 2017, por quinto año consecutivo, el turismo internacional en México había registrado cifras históricas, al recibir en los diferentes destinos poco más de 39 millones de turistas, un crecimiento superior a 60% en los primeros cinco años de esta administración.

“Tenemos muy buena probabilidad de ubicarnos como el séptimo país más visitado del mundo como resultado de una intensa campaña de promoción en Estados Unidos, nuestro principal mercado emisor. Además, hemos procurado diversificar acciones en otros países de Latinoamérica, Europa y Asia, aprovechando las nuevas rutas aéreas, entre ellas a China, Japón y Corea”, dijo. El país al que México rebasaría sería Alemania.

En el 2016, los 10 países más visitados en el mundo fueron, en orden descendente, Francia, con 86.2 millones de turistas, Estados Unidos (77.5 millones), España (75.6 millones), China (59.3 millones), Italia (52.5 millones), Reino Unido (35.8 millones), Alemania (35.6 millones), México (35 millones), Tailandia (32.6 millones) y Turquía (28 millones).

En enero pasado la Organización Mundial del Turismo (OMT) reportó que las llegadas de turistas internacionales registraron un aumento de 7% en el 2017 hasta alcanzar un total de 1,322 millones, según el último Barómetro OMT del Turismo Mundial. Las previsiones apuntan a que este fuerte impulso se mantendrá en el 2018, con un ritmo de entre 4% y 5 por ciento.

En México, tanto la llegada de turistas internacionales como su derrama de divisas nunca había crecido a un ritmo tan acelerado en un sexenio.

En los primeros cinco años de gobierno de Enrique Peña Nieto ambas variables se han expandido a un ritmo promedio anual de 10.9%, muy superior al avance de 0.8% (llegada de turistas) y 1.5% (captación de divisas) observado en el sexenio de Felipe Calderón o a la expansión de 6.6% (llegada de turistas) y 0.6% (captación de divisas) del sexenio de Vicente Fox.

Lo anterior ha sido posible a pesar de las constantes alertas de viaje emitidas por el gobierno de Estados Unidos, como la actualización que realizó en agosto del año pasado en la que advirtió a sus ciudadanos sobre el riesgo de seguridad de viajar a Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Colima, Guerrero, Quintana Roo y Veracruz. El gasto medio de los turistas internacionales que visitan México también avanzó en el 2017, para llegar a 213.3 dólares, un crecimiento de 3.41% a tasa anual. Esta variable hiló ocho años de crecimientos desde el nivel de 145.3 dólares que registrara en el 2010.

[email protected]