Cuando viajan, los gustos son similares al de cualquier otro turista, con la única diferencia de que gastan más, se trata del turismo gay, segmento que en sus viajes eroga 50% más para divertirse.

La capital del país es la primera ciudad en explotar este rubro y aprovechando que la ley está del lado de la comunidad lésbico-gay, las ganancias serán millonarias.

Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario de Turismo del Distrito Federal, explica a El Economista que la derrama económica por turismo gay será de 1,500 millones de dólares, lo que representa casi 12% de lo que capta la capital por turismo. El año pasado, la ciudad recibió alrededor de 230 millones de dólares, es decir, que en un año el crecimiento será de 550 por ciento.

El funcionario federal resalta que los turistas homosexuales tienen que saber que si visitan el país, pueden casarse con un mexicano, ya que la Ley de Sociedad de Convivencia lo permite.

No nos discriminan. Nos sentimos bien, la sociedad es respetuosa de nuestros gustos y nosotros con ella , asegura Ron Kuijpers, representante en México de la International Gay & Lesbian Travel Association (IGLTA), quien explica que en cuanto a gustos de entretenimiento no existe gran diferencia entre el turismo gay y el heterosexual, aunque sí la hay en el poder adquisitivo, pues el visitante gay gasta 1,166 dólares y el heterosexual 627 dólares en un viaje.

En Estados Unidos, de donde proviene la mayoría de los turistas que visitan México, 83% de la comunidad lésbico-gay cuenta con pasaporte, contra 34% de la comunidad heterosexual. Por tal motivo, la ciudad de México explotará este segmento desaprovechado.

Puertas abiertas

El Gobierno del Distrito Federal, a través de la Secretaría de Turismo, abrirá una oficina especializada en menos de dos semanas para atender el turismo gay.

Esta oficina atenderá a prestadores de servicios turísticos, visitantes y habitantes de esta comunidad, para brindar información relacionada con los atractivos turísticos de la capital mexicana, además, certificará establecimientos como hoteles, restaurantes y agencias de viajes, informó Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario de Turismo del Distrito Federal.

Además, la Secretaría de Turismo del DF está promoviendo dos rutas turísticas para la comunidad lésbico-gay, se trata de la Azteca-Maya y la Azteca-Cabos, en la primera se podrá visitar Cancún y en la segunda Los Cabos.

La ciudad de México es un destino con diversidad, de apertura democrática, donde no hay discriminación por sexo, religión o ideología, al contrario , recordó que desde hace algunas semanas, la capital del país fue declarada destino gay friendly, donde los heterosexuales, lesbianas, transexuales y homosexuales pueden convivir sin mayor problema.

[email protected]