En un día de legitimación de contrato colectivo de trabajo en Liverpool están todos, excepto el líder sindical, Roberto Mendoza, quien dejó todo el trabajo de la organización a la empresa.

Trabajadores denunciaron que fue la compañía quien conformó la lista de los empleados sindicalizados que asistirán hoy a la votación para cumplir con el mandato de la Ley Federal del Trabajo.

Mendoza envió una comunicación a la empresa para que se cuidaran los protocolos sanitarios al 100 por ciento.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT) no debe haber injerencia por parte de la empresa para llevar a cabo el proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo existente, y sean solo los trabajadores quienes emitan el voto libre, secreto y directo.

Los trabajadores cuentan con correos electrónicos en donde los superiores invitan a la votación, mientras de la organización sindical no han recibido ningún tipo de información sobre el proceso.