El grupo industrial alemán Thyssenkrupp está observando las decisiones del Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, para decidir si realizará más inversiones en dos plantas de autopartes en México, dijo su presidente ejecutivo.

Thyssenkrupp produce componentes para el mercado automotor norteamericano en México, parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero Trump ha advertido que podría imponer aranceles a las importaciones desde su vecino del sur como una medida de aliento para que las compañías fabriquen sus productos en Estados Unidos.

NOTICIA: Thyssenkrupp invertirá 150 millones de euros en nueva planta en Guanajuato

"Estamos observando muy cuidadosamente cuál será el resultado del Gobierno de Trump", dijo Heinrich Hiesinger a analistas en una conferencia telefónica luego de que el grupo, uno de los mayores fabricantes de acero del mundo, presentara este jueves los resultados de su primer trimestre.

Hiesinger dijo que las inversiones actuales en las plantas mexicanas estaban cubiertas por órdenes de automotrices pero ahora surgían dudas sobre futuras inversiones.

Thyssenkrupp anunció inversiones por 150 millones de euros (unos 160 millones de dólares) en un nuevo parque industrial en San Miguel de Allende, en Guanajuato, en junio y dijo que México tenía un papel central en la expansión de su negocio de autopartes.

erp