Telmex, la principal operadora de telefonía fija en México, dijo el miércoles que una corte local desechó un apelación por parte de su rival Marcatel, y que esta debe pagarle 155 millones de dólares en adeudos por tarifas de interconexión.

Telmex dijo que ese era el último recurso legal de Marcatel en el caso.

Marcatel, una pequeña proveedora de telefonía e internet con sede en la norteña ciudad de Monterrey, dejó de pagar sus tarifas de interconexión por llamadas locales y de larga distancia en febrero del 2008, según Telmex.

A través de un comunicado, Marcatel dijo que aún no reciben una notificación del fallo legal, y no especificó a cuánto asciende su deuda con Telmex.

La decisión del tribunal representa una pequeña victoria para Slim -quien se encuentra enfrascado en una batalla contra varios competidores por una mayor tajada del mercado de telecomunicaciones-, tras una serie de reveses al tiempo que los reguladores buscan limitar su poder.

El mes pasado, la Comisión Federal de Competencia (CFC), el ente antimonopolios local, multó a América Móvil, la operadora de telefonía móvil de Slim, con 1,000 millones de dólares como resultado de una investigación que concluyó que la empresa abusó de su posición dominante en el mercado.

La semana pasada, la Corte Suprema resolvió que América Móvil no puede ampararse contra los esfuerzos de la CFC para promover la competencia.

DESCONOCE NOTIFICACIÓN

Marcatel no ha sido notificada sobre la supuesta negación del amparo que promovió para evitar el pago de un adeudo económico a Telmex, por concepto de interconexión.

La telefónica afirmó que los 1,803 millones de pesos que según Telmex le adeuda, es una cantidad que 'en ningún momento ha sido establecida por el Tercer Tribunal Unitario en Materia Civil y Administrativa del Décimo Sexto Circuito ni por ningún otro Tribunal o instancia legal alguna'.

Para la firma de telefonía Telmex incurre en tácticas de desprestigio en contra de la competencia desde hace poco más de dos años.

'Reiteramos nuestra disposición de tener una sana competencia en el sector de las telecomunicaciones en México, y una vez más se demuestra la falta de interés de Telmex para lograrlo y seguir así explotando al público usuario'.

DOCH