Grupo Televisa promovió un amparo en contra de la resolución del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que autorizó la compraventa de los canales de Fox Sports a favor de Grupo Lauman, un corporativo de infraestructura de telecomunicaciones y medios de comunicación.

El recurso de Televisa fue presentado ante el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, con el argumento de que esta compañía ve afectado su acceso a insumos de contenido, en este caso, de corte deportivo y de ahí que se considera un legítimo perjudicado en la concentración Lauman-Fox Sports.

Lo anterior, porque con las nuevas dinámicas de generación y distribución de contenidos y por las también nuevas posibilidades de consumo que permite ahora la innovación tecnológica en telecomunicaciones, los contenidos deportivos de canales como Fox Sports y ESPN pueden empaquetarse en productos a la carta y distribuirse a través de una sola alternativa de consumo, como los OTT. Esto ya lo está haciendo Disney, con las ofertas Disney+ y Star+.

Ello es lo que preocupa a Grupo Televisa: que sus ofertas de contenidos desde sus plataformas de televisión de paga como son Sky e Izzi Telecom pierdan cierto atractivo por dejar de transmitir los contenidos de Fox Sports.

Grupo Televisa rechaza estar en contra de la compraventa de Fox Sports que realizó el Grupo Lauman.

La compañía, con el amparo 6999/2021, espera que el juzgador le conceda la razón y de esta manera se obligue al Instituto Federal de Telecomunicaciones a establecer una serie de criterios muy detallados que a su vez sujeten a Grupo Lauman a que permita que terceras empresas tengan acceso a los contenidos de Fox Sports.

El amparo de Televisa y su resultado, a favor o con negativa, será sólo aplicable para Grupo Televisa.

Dicho amparo fue rubricado por las filiales Cablemás Telecomunicaciones, Cablevisión, Cablevisión Red, Televisión Internacional y T.V. Cable de Oriente, entre otros.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones detalló que durante su sesión extraordinaria del lunes 7 de junio del 2021, avaló el contrato de compraventa de Fox Sports, presentado por el Agente de Desincorporación el 21 de mayo previo.

La desincorporación y posterior venta de Fox Sports es una de las condiciones impuestas en marzo de 2019 por el regulador para  la concentración entre The Walt Disney Company y Twenty-First Century Fox (ahora llamado TFCF Corporation).

El IFT validó que Grupo Lauman que adquirió el negocio de Fox Sports cumple con los criterios necesarios, como ser independiente de Disney-21CF y de las personas pertenecientes a su grupo de interés económico.

"(Grupo Lauman) cuenta con capacidad financiera e incentivos para adquirir y operar el negocio Fox Sports en México, así como para concluir adecuada e inmediatamente con la desincorporación", dijo entonces el IFT.

El IFT validó el 11 de marzo de 2019 a The Walt Disney Company la compra de los activos de Twenty-First Century Fox en México, con una serie de condiciones que alcanzan a los mercados de provisión y licenciamiento de contenidos audiovisuales en televisión restringida y particularmente en cuanto a los derechos de transmisión de eventos deportivos, por lo que el IFT ordenó a Disney a desincorporar Fox Sports, además  de que no podrá recontratar personal o recomprar ese negocio en al menos diez años.