El negocio mexicano de Telefónica Movistar presentó mejorías operacionales en el primer trimestre de 2021, a pesar de una baja sensible en sus ingresos generales durante el periodo por efectos tardíos de la pandemia de coronavirus.

La compañía informó un descenso de 7.7% en sus ingresos totales y una baja también de 5.5% en sus entradas por venta de celulares para su unidad mexicana, según el reporte financiero de Telefónica a la Bolsa de Madrid divulgado este jueves.

Pero al mismo tiempo, Telefónica informó que su base de usuarios por contrato se elevó en 2.0% interanual durante el primer trimestre del año, un dato que parecerá irrelevante pero que es interesante ante la baja de 4.8% que AT&T registró en el mismo rubro y tiempo, y ante el crecimiento de 0% que también reportó Telcel respecto su propia base de clientes de pospago en ese trimestre. 

Al cierre de marzo de 2021, Movistar había migrado al 35% de su tráfico de su propia red hacia la red celular de AT&T, como había convenido con esa compañía en noviembre de 2019 para generar eficiencias en uso de infraestructuras y ahorros por 5,000 millones de pesos a partir del año 2022. Hacia marzo de 2020, Movistar había migrado al 13.85% del tráfico que hacen sus clientes hacia las redes de AT&T.

“En México continúa la exitosa migración del tráfico y ya el 35% de éste se cursa en la red de AT&T. Al 31 de diciembre de 2020, Telefónica México devolvió espectro de 800 MHz y de 1900 MHz en tres regiones del país (…) Se mantiene un buen desempeño comercial, destacando el segmento de contrato. Los ingresos y OIBDA se encuentran impactados por la reducción de las tarifas de interconexión, por el impacto de la Covid-19 y por el mayor tráfico migrado a la red de AT&T (…) Telefónica México también ha lanzado un piloto de Movistar Money, en asociación con Banco de Sabadell”, matizó Telefónica Movistar.

En el primer trimestre de 2021, el negocio neto de Movistar México presentó una reducción en comparación con mismos periodos de ejercicios anteriores y resultó que entre enero y marzo alcanzó un valor equivalente a la mitad del negocio que la compañía tenía en 2015 en este país.

Movistar registró un negocio de 239 millones de euros entre enero y marzo de 2021, equivalentes a 5,784 millones de pesos mexicanos. La cifra significa una caída de 17.6% frente al dato del primer trimestre de 2020, de 290 millones de euros. En la variación orgánica, este registro supone un descenso de 7.7 por ciento.

En el primer trimestre del 2019 fue la última ocasión que la compañía consiguió una expansión de su negocio mexicano, entonces de 296 millones de pesos y contra los 277 millones de euros reportados en el mismo trimestre de 2018.

Telefónica registró en el primer trimestre del año 2015 un negocio neto de 444 millones de euros, prácticamente el doble de lo registrado en el primero del año 2021. La compañía insistió en que estos descensos obedecieron a efectos como la Covid, la migración de tráfico, reducciones en tarifas de interconexión y el propio contexto de la economía mexicana.