Por tercer año consecutivo, Centrica Business Solutions dio a conocer el estudio “Tendencias del futuro de la energía distribuida: reflexiones detrás de un crecimiento empresarial sostenible”. En la edición de 2019, se realizaron más de 1,500 entrevistas a tomadores de decisión de 10 países, incluyendo México. Los participantes de la evaluación corresponden principalmente a siete sectores económicos: manufactura, comercio mayorista y minorista, cuidado de la salud, educación, construcción, inmobiliario y viajes.

De esta manera, el resultado más destacado, en materia de sostenibilidad, radica en que hoy en día la gestión ambiental, es decir, ser responsable social y ambientalmente, pasó de ser la prioridad número seis en 2017 a ser la tercera prioridad organizacional en la agenda corporativa en 2019, solo de detrás de las finanzas y la eficiencia de éstas.

Este resultado es evidencia de que las organizaciones están cada vez más interesadas en aplicar medidas de responsabilidad social y sostenibilidad en sus negocios, teniendo en cuenta que la energía puede ser un factor clave para lograrlo, así como el aprovechamiento y la inversión en tecnología para maximizar dicho recurso.

 

La sustentabilidad en nuestros días

El estudio deja ver que la gestión ambiental ocupa la tercera posición como prioridad organizacional en la agenda corporativa de las empresas. En Centrica Business Solutions, consideran que dicho resultado representa un paso muy importante para la sustentabilidad porque tan solo hace dos años se encontraba en la sexta posición, según los resultados de la misma investigación. Ello lleva a la conclusión que ahora es una realidad y que la sustentabilidad es una prioridad para las compañías de México y el mundo. Sin embargo, existe un gran reto porque hoy en día solo una de cada ocho organizaciones considera que está equilibrando bien los desafíos económicos y ambientales, según los resultados del estudio. Actualmente, hay muchas empresas que ya están haciendo progresos significativos y un gran porcentaje está en el inicio del viaje.

Aunque hoy muchas empresas están progresando bien, la investigación indica que 73% están acelerando sus planes para desarrollar nuevos productos y servicios más sostenibles y 76% de las empresas sostenibles están limitando el impacto de su organización sobre el medio ambiente, en comparación con el 58% de otras compañías.

 

Impulso a la sostenibilidad

Hoy en día, los comportamientos de compra y supervisión de los consumidores y los gobiernos de la actualidad exigen que las empresas asuman la responsabilidad de sus emisiones de carbono y trabajen para lograr un futuro con bajas emisiones.

Desde Centrica Business Solutions recomiendan que para satisfacer las expectativas de los clientes, las empresas necesitan comenzar a invertir en tecnología energética que impulse la eficiencia y la transparencia, así como incentivar una previsión para el futuro y planificar activamente para adoptar cambios. Esto demostrará que la sostenibilidad no es mera teoría, sino que la empresa tiene una estrategia sólida, que generará resultados reales.

De acuerdo con el estudio, de las empresas sostenibles que tienen un constante enfoque en el cliente, el 36% han cambiado su posicionamiento de marca para ser más respetuosos con el medio ambiente en el último año (2019) y el 30% destaca que la inversión en tecnología energética se traduce directamente en una mejora de la reputación de la empresa. Mientras que los gobiernos y entidades reguladoras están comenzando a alentar la adopción de medidas para reducir las emisiones de carbono.

Recomendaciones

La firma asegura que el primer paso para iniciar este viaje consiste en equilibrar el rendimiento financiero y las políticas ambientales, por esta razón el estudio incluye un modelo de empresa sostenible que puede servir como referencia para los interesados en concretar su posición como “empresa sostenible”.

Este modelo identifica ocho factores fundamentales que las empresas aplican, teniendo en consideración factores externos e internos, así como a las personas y procesos de las organizaciones, y que, por lo tanto, las posicionan como empresas sostenibles:

  • Aplicar un enfoque en el cliente
  • Trabajar para mejorar el medio ambiente
  • Innovar constantemente
  • Adoptar un pensamiento a largo plazo
  • Desafiar un pensamiento de legado
  • Contribuir fuertemente a comunidades locales
  • Desarrollar su propio talento
  • Comprender las tendencias externas

Estos factores son fundamentales para el desarrollo sustentable de las empresas y su adopción depende de sus capacidades y recursos, pero confían en que el número de “empresas sustentables” aumentará paulatinamente en cuanto la gestión ambiental se mantenga, o inclusive mejore su posición, como prioridad organizacional en la agenda corporativa durante los años venideros.

Además, es fundamental tener en mente que el avance de la sustentabilidad atañe a todos los involucrados dentro de los diferentes sectores económicos, de gobierno y de la sociedad porque el cuidado y mejoramiento de las condiciones del medio ambientes es una responsabilidad compartida, agregó la compañía.

 

rrg