Uber Technologies Inc dijo el miércoles que está iniciando una asociación con la compañía de alquiler de autos Hertz para ofrecer 50,000 vehículos Tesla Inc. como una opción de arriendo para sus conductores.

Los conductores de Uber pueden alquilar un Tesla a través de Hertz a partir del 1 de noviembre en Los Ángeles, San Francisco, San Diego y Washington DC, y el programa a finales de este año se expandirá a ciudades de todo el país, para completarse en 2023, dijo la compañía de transporte en una publicación en un blog.

El anuncio se produce después de que Hertz anunció el lunes que ordenará 100,000 vehículos Tesla para fines de 2022, lo que significa que la mitad de la flota Tesla de la compañía de alquiler estaría reservada exclusivamente para los conductores de Uber.

La noticia del pedido a Tesla provocó un repunte del precio de sus acciones y el valor de mercado de la compañía de vehículos eléctricos superó el billón de dólares el lunes.

Las acciones de Tesla subían el miércoles un 3%, mientras que las de Uber bajaban un 1.4%. Los papeles de Hertz avanzaban un 2%.

Para los conductores de Uber, el arriendo de un Tesla comenzará en 334 dólares por semana, incluido el seguro y el mantenimiento, y consistirá principalmente en el sedán Model 3 de la compañía.

Uber dijo que el costo del alquiler se reduciría a 299 dólares por semana o menos a medida que el programa se expanda el próximo año.

El acuerdo del miércoles representa el paso más significativo de Uber hasta ahora para expandir el uso de vehículos eléctricos en su plataforma.

La compañía de movilidad se ha comprometido a operar solo vehículos eléctricos en Estados Unidos, Canadá y Europa para el 2030, y en todo el mundo para el 2040.