El Consorcio Metro de Bogotá, integrado por Fomento de Construcciones y Contratas, Concesiones de Infraestructura S.L.U., Promotora del Desarrollo de América Latina y Carso Infraestructura y Construcción del empresario mexicano Carlos Slim Helú acreditó los requisitos necesarios para estar cerca de ganar el concurso internacional para construir la primer línea de metro de la capital colombiana.

Las autoridades colombianas estiman que el costo total de la obra rondará los 3,440 millones de dólares y los aspirantes son seis consorcios compuestos a su vez por 22 empresas de Alemania, Brasil, China, España, Italia y México.

Los consorcios que al igual que las empresas de Carlos Slim también cumplieron todas las condiciones sobre la experiencia, capacidad legal y financiera para construir el metro se encuentran APCA Metro Capital, Power China International Group Limited, Consorcio Sunrise y Consorcio Línea 1, conformado por OHL y Andrade Gutiérrez Engenharia S.A., entre otras.

Bogotá, con alrededor de ocho millones de habitantes, es la única gran capital latinoamericana que no cuenta con un sistema de transporte de metro, aunque desde mediados del siglo XX sus gobiernos han bosquejado planes de este tipo de servicio.

El gobierno colombiano indicó que en las siguientes horas enviará la documentación que especifican las condiciones técnicas obligatorias del proyecto, como la obra civil, el material rodante, la creación de redes de comunicación y otros insumos para hacer real el metro de Bogotá.

Recibida la información, los interesados tendrán hasta septiembre para presentar sus propuestas definitivas y posteriormente el gobierno adjudicará el contrato de concesión para la construcción, administración y operación del metro por un lapso de 20 años.

Las autoridades estiman que el metro beneficiará a once millones de habitantes, movilizando a un millón de personas por día, y que su primer línea contará con 16 estaciones en un ramo de 23.9 kilómetros que a su vez recorrerá nueve barrios de la capital.

El presidente Iván Duque, que presenció el evento, comentó que los colombianos están cerca de mejorar su experiencia de movilidad y calidad de vida, porque ahora sí, “se acabaron los discursos”.