Con la reciente aprobación de los nueve planes de exploración para las áreas contractuales adjudicadas en la Cuarta Licitación de la Ronda Dos, en el escenario base, Shell tiene prevista la perforación de al menos 13 pozos exploratorios con una inversión de aproximadamente 800 millones de dólares.

Cinco autorizaciones corresponden a áreas contractuales ubicadas en la provincia petrolera de Cinturón Plegado Perdido, al norte del Golfo de México, en aguas profundas. Cuatro áreas contractuales, ubicadas en la Cuenca Salina, al sur del Golfo de México, se encuentran en aguas ultraprofundas y son consideradas como una región frontera en virtud de que no hay pozos perforados en un radio de más de 100 kilómetros.

“Esperamos perforar el primer pozo en aguas ultraprofundas en la Cuenca Salina a finales de este año. En caso de materializarse los escenarios máximos alternativos, el número de pozos perforados podría duplicarse y la inversión podría alcanzar más de 2,200 millones de dólares”, dijo Alberto de la Fuente, presidente y director general de Shell México. 

Explicó que la inversión permitirá detonar procesos de desarrollo regional y de transferencia de tecnología, así como seguir construyendo una cadena de proveeduría nacional moderna y competitiva. 

Comentó que el porcentaje promedio de participación del Estado Mexicano sobre las utilidades es cercano a 67 por ciento.

Combustibles

Ante la pregunta “¿Ha impactado el negocio de la venta de combustibles a partir de las políticas de quién es quién en el precio de gasolinas?”, Alberto de la Fuente respondió que el consumidor mexicano es muy sofisticado y exigente: “Tiene un abanico amplio de marcas para elegir dónde comprar combustible. Esa es una de las ventajas de tener un mercado abierto y competitivo. Quienes busquen un producto de la más alta calidad y una experiencia de compra diferente nos siguen eligiendo. Tenemos confianza en que el lanzamiento de la nueva formulación de nuestro combustible premium Shell V-Power habrá de confirmar esta tendencia, y que el consumidor mexicano seguirá eligiéndonos con base en la oferta de valor que ofrece nuestra empresa”.

Dijo que están contentos con el ritmo de expansión en el mercado de combustibles: “Contamos con casi 200 estaciones de servicio en 12 Estados y planes agresivos para seguir creciendo.

“Tenemos el compromiso de invertir 1,000 millones de dólares en los próximos 10 años, para ampliar nuestra red de estaciones de servicio, siempre que las condiciones de mercado se mantengan como están”, afirmó.

Logística

De la Fuente consideró que el tema de la infraestructura para incrementar la capacidad de almacenamiento y la logística son importantes desafíos que deben afrontar: “Estamos conscientes de ello y trabajamos para lograr los objetivos de abasto suficiente y seguro en nuestras estaciones de servicio”.

Explicó que el precio de venta al público de combustibles está compuesto por varios elementos: el costo de la molécula, logística y distribución con un peso aproximado de 60 a 65% del precio final; impuestos con un peso de entre 25 y 30%, y el margen de utilidad, que asciende hasta en 10% del total, mismo que se divide entre el comercializador y el distribuidor.

“Al iniciar el 2019, el precio de la mezcla mexicana de petróleo fue de 43.65 dólares por barril; llegó en abril a 64 y hoy ronda 55 dólares. Al ser este el insumo principal para producir gasolina, los precios de la molécula se ven automáticamente impactados”, concluyó Alberto de la Fuente.

[email protected]