Con un presupuesto superior a 33,000 millones de pesos, Petróleos Mexicanos (Pemex) perforará al menos 50 pozos exploratorios al concluir el año, para con ello avanzar hacia la meta de mantener la totalidad de las 100 asignaciones que le fueron otorgadas en la Ronda Cero y cuyo título se vence en agosto del próximo año, aseguró a El Economista el director de Exploración de la estatal, José Antonio Escalera.

Con ello pretende incorporar 1,100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente a las reservas totales (3P) del país, continuando así con la recuperación de la tasa de restitución, y llegar al 1 de enero del 2019 con un nivel de 100%, desde 60% observado al 1 de enero de este año.

“Ya hemos reactivado la actividad exploratoria en el país. Son buenas noticias. El consejo de administración y la dirección de la empresa nos han dado instrucciones específicas de cumplir con nuestros compromisos y vamos por una buena ruta”, dijo Escalera.

Al concluir el año habrá puesto en operación 16 plataformas, de las cuales una se ubicará en aguas profundas, siete en aguas someras, cinco en las Cuencas del sureste y Veracruz, en tierra, y cuatro más serán para exploración de no convencionales en el norte del país.

Unitización de Zama 1

Uno de estos equipos será la plataforma semisumergible que se licitará para su puesta en operación a más tardar en septiembre en el prospecto Asab 1, contiguo a la formación Sama 1 en la cual el consorcio conformado por Talos Energy, Premier Oil y Sierra Oil and Gas realizó un descubrimiento el año pasado. Con ello se avanza hacia la unitización del yacimiento, detalló.

Pemex recibió 100 asignaciones exploratorias en la Ronda Cero y por ley tuvo un plazo de tres años para demostrar actividad comercial en ellas. Los recortes presupuestarios a partir del 2015 por la caída en el precio del petróleo le impidieron cumplir con las metas comprometidas, por lo que negoció con la Secretaría de Energía la ampliación de la fecha límite a dos años más, hasta agosto del 2019.

Entre los compromisos para conservar las asignaciones está la perforación de 141 pozos, de los cuales 24 se ubican en áreas que serán licitadas en los próximos farmouts y otros 16, principalmente gasíferos, no cuentan con las condiciones económicas positivas para ser perforados, por lo que si bien fueron comprometidos, no deben perforarse si van en contra del mandato de maximizar el valor que tiene la empresa productiva, y, en caso de que afecten la posesión de alguna asignación, se buscará otra negociación con el gobierno central.

Así, quedan 101 pozos pendientes. De agosto a diciembre del año pasado, perforó cinco, y de enero a mayo, otros seis, además de que tiene en proceso 13 perforaciones más. Con la meta de llegar a 50 pozos, al menos, quedarían pendientes 26 para este año y 17 entre enero y agosto del 2019, por lo que José Antonio Escalera aseguró que “sin duda” cumplirán con el compromiso de mantener las asignaciones que les fueron otorgadas y en las que debe probar al menos un descubrimiento geológico.

Pemex y su actividad exploratoria

  • 100 asignaciones exploratorias tiene Pemex, producto de la Ronda Cero.
  • 3 años le otorgó la ley para probar sus capacidades en estas áreas, más un periodo adicional de dos años que vence en agosto del 2019.
  • 141 pozos concluidos y con éxito geológico fueron el compromiso de la estatal para el periodo adicional en todas sus asignaciones.
  • 11 pozos ha perforado de agosto del 2017 a mayo, y tiene otros 13 en proceso.
  • 24 pozos se ubican en las áreas que licitará como farmouts para la operación conjunta con socios.

[email protected]