Ramiro Camacho Castillo fue electo nuevo comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones para un periodo de nueve años, que comenzarán a contar a partir del 1 de marzo próximo y en sustitución de la comisionada María Elena Estavillo que finaliza su gestión el 28 de febrero.

El Senado de la República, a través de las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes y de Radio, Televisión y Cinematografía, validó por unanimidad la propuesta Camacho Castillo enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de febrero.

Ramiro Camacho Castillo consiguió una de las tres mejores calificaciones en el examen de selección para ocupar el puesto de regulador en el IFT, el órgano autónomo y especializado que regula las industrias de radiodifusión y de telecomunicaciones del país.

Previo a competir por el puesto de comisionado, Camacho Castillo se desempeñó como director general de Consulta Económica en el IFT.

A Camacho Castillo, ya como miembro activo del pleno del IFT y en conjunto con los otros seis comisionados, tocará resolver y dar seguimiento a temas como la promesa de López Obrador de llevar mayor conectividad de Internet a regiones apartadas, a través de acciones como la Red Compartida o la futura Red Troncal; también el caso de la separación funcional de Telmex, el ingreso de esta compañía al negocio del video y la televisión que pudiera ocurrir en este sexenio y también discutir sobre los hechos que deriven de la concentración Disney-Fox, entre otros asuntos más.

Ramiro Camacho sustituye a María Elena Estavillo Flores, que asumió su cargo a mediados de 2013 en el que fue el primer pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El nuevo regulador sería el primer comisionado del pleno del IFT que perciba un salario con base en la nueva normatividad promovida por el gobierno de López Obrador.