La Comisión Federal de Electricidad (CFE) superó su meta de 14.6% y logró un ahorro de entre 44.2% (energía limpia) y 64.1% (potencia) en la adquisición de casi 3% de su demanda eléctrica entre el 2019 y el 2034, luego de adjudicar 80% de su demanda en potencia, 84% de energía constante y 87% de sus necesidades de certificados de energía limpia (CEL) en la segunda subasta de largo plazo en la historia del país.

Se estima una inversión de 4,000 millones de dólares en los proyectos nuevos anclados por la subasta , dijo la Secretaría de Energía (Sener) en un comunicado, y detalló que 57 licitantes presentaron ofertas económicas, de los cuales 23 resultaron adjudicados de manera preliminar.

Este resultado preliminar tiraría nuevamente los precios internacionales de las energías renovables, ya que el promedio de ofertas de venta logrado baja a un precio de 25.18 dólares por megawatt, cuando el menor precio en energía solar es de 35 dólares, presentada en la subasta anterior en México, y en energía eólica de 28 dólares, otorgada en Marruecos.

Previamente, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), que conduce esta subasta, informó que entre las empresas precalificadas, que sumaron 66, hubo una participación de 60% por parte de productores fotovoltaicos, además de 38% de eólicos y el restante 2% fue de generadores de tecnologías como ciclo combinado a gas y vapor de agua, geotermia e hidroeléctrica. Por tanto, el costo nivelado de la energía se dará en proporción de la oferta realizada en lo individual por cada tecnología, una vez que se den a conocer los ganadores y sus propuestas.

Uno de los resultados que destaca en esta segunda subasta, que aún requiere de una evaluación para otorgar los fallos el próximo 30 de septiembre, fue la adjudicación de los paquetes de potencia que debe estar disponible en las 100 horas con mayor demanda del sistema, que en la oferta de venta o demanda solicitada por la CFE fueron 8.8 veces superiores en volumen a los de la subasta anterior, además de que la estatal pagará 168 veces más que en el proceso pasado por cada megawatt-hora al año. En la subasta anterior, ese rubro quedó desierto.

Dado que los generadores con energías puramente renovables como solar y eólica no cuentan con la capacidad física de despachar la energía en pocos minutos cuando se requiere en las horas de mayor demanda, la potencia puede haber sido adjudicada a generadores mediante ciclo combinado, hidroeléctrica y energía geotérmica, aunque a un costo unitario de 1 millón 688,706 pesos por cada megawatt-hora entregado durante el año en estas condiciones que ofreció el gobierno; incluso los renovables podrían contar con incentivos para vender energía en estas condiciones, dijo el subsecretario de Electricidad, César Hernández.

[email protected]