En el inicio de las consultas sobre los cambios que pudiera tener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), emergió un primer debate sobre si a México le conviene o no mantenerse en el mismo si son demasiadas altas las demandas del presidente estadounidense, Donald Trump. Y este debate ha enfrentado a dos figuras clave del libre comercio mexicano: los ex presidentes Ernesto Zedillo (1994-2000) y Carlos Salinas (1988-1994).

En artículos difundidos por publicaciones extranjeras, los mandatarios han presentado su postura respecto a la posibilidad de que Trump cancele o renegocie el TLCAN, un instrumento comercial que permitió la consolidación de México como uno de los actores emergentes de la economía mundial.

NOTICIA: México dejará TLCAN si no se beneficia en la renegociación

Ha llegado el tiempo para admitir que las acciones del nuevo gobierno (de Estados Unidos) han cerrado, cuando menos por el futuro próximo, la posibilidad de lograr cualquier acuerdo a través del diálogo y la negociación que pudiera satisfacer a las dos partes , escribió el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo, en un artículo en The Washington Post.

Esta es una situación triste y desafortunada, pero los esfuerzo de acomodar los deseos caprichosos del presidente Trump han probado ser inútiles y no deben continuarse (…) Sería una pérdida de tiempo para el gobierno de México entrar en el juego de modificar el TLCAN con el gobierno de Trump , agregó el exmandatario.

NOTICIA: Con el muro en marcha, inician pláticas del TLCAN

Zedillo planteó que sólo si el gobierno de Estados Unidos presentara una agenda seria y clara de los puntos relacionados con el TLCAN, consistente con los intereses de los dos países, las autoridades mexicanas pueden moverse a restablecer el diálogo.

En este momento, ese escenario es el más improbable, y lo prudente sería asumir que el presidente Trump liquidará el TLCAN , dijo.

En contraste, en un artículo publicado en el foro de The London School of Economics and Political Science, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari se pronunció a favor de que los tres mandatarios de Estados Unidos, México y Canadá hagan todo lo posible por mantener la vigencia del TLCAN.

NOTICIA: México amaga con reemplazar proveeduría de alimentos de EU

Matar al TLCAN, como algunos proponen, destruiría millones de empleos en Estados Unidos, y haría todavía más daño en México , dijo Salinas.

A su vez, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, reiteró que si Estados Unidos quiere imponer cuotas o subir aranceles en el TLCAN, eso no será aceptado por México.

erp