La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) presentó un análisis sobre el impacto en el empleo, luego del incremento a los salarios que se registraron en el país en el 2018 y que incluye la una nueva zona económica en la Frontera Norte, y determinó que no tuvo ningún efecto en el empleo registrado ante el IMSS, es decir, “el crecimiento del empleo promedio de la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) es el mismo aunque hayan tenido incrementos de salario mínimo muy diferentes”.

Dijo que producto del incremento al salario mínimo en la ZLFN, en general ganan 6.7% más salario que en el resto del país.

Los especialistas de la Conasami, Marco Antonio Gómez Lovera, Luis Felipe Munguía y Karla Neri Hernández, detallaron que “para intentar separar el efecto y sólo medir el impacto del salario mínimo, se estiman los efectos sólo en el sector manufacturero, en donde alrededor de 73.5% de los trabajadores labora en empresas que son parte del programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), que ya ofrecía beneficios fiscales, por lo que no fueron beneficiadas por la nueva política fiscal. Similar al resto de los resultados, no se encuentra ningún efecto en el empleo, pero sí se encuentran efectos positivos y significativos para los salarios promedios de 4.4% para los primeros cuatro meses del año”.

En días pasados, el Banco de México sostuvo que la generación de empleo en el país se habría visto impactada de manera negativa, como consecuencia del incremento al salario de 16.2% a nivel nacional (102.68 pesos diarios) y en los municipios que conforman la zona fronteriza, 100% (176.72 pesos diarios) para este año.

Al respecto, la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde Luján, comentó en Twitter que “la nueva política de salarios mínimos derrumba los mitos. La Conasami constantemente evalúa el impacto del incremento para el 2019”.

[email protected]