La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) lanzó el viernes la primera licitación para elaborar los proyectos ejecutivos de los sistemas Mexibús que conectarán al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), los cuales serán financiados con los 90 millones de pesos que se le asignaron para el Programa de estudios y proyectos de carreteras.

El primer concurso (que es bajo la modalidad de invitación) implica el proyecto para una extensión de 1.8 km y un paso vehicular superior ubicados en el acceso este, en el municipio de Zumpango, en donde estarán ubicadas las instalaciones de carga. De acuerdo con las bases de convocatoria, la empresa elegida no recibirá adelanto de pago para iniciar los trabajos, a más tardar, el 16 de agosto y concluirlos 60 días naturales después.

Con base en información del AIFA, para garantizar el flujo de pasajeros, carga, así como las funciones militares, se contará con cuatro accesos. El primero y principal, será un entronque con el Circuito Exterior Mexiquense, (al lado oeste). Por este extremo, habrá una vía que conectará directamente a la terminal de pasajeros mediante un viaducto elevado.

“Al este de las instalaciones estará el acceso principal para carga. También al este de las instalaciones del AIFA habrá un segundo acceso para pasajeros provenientes del entronque con la autopista México-Pachuca. Finalmente, el cuarto será de uso exclusivo a las instalaciones militares”. En la conectividad al nuevo aeropuerto de los sistemas de transporte masivo, se ha planteado que conectarán con la terminal intermodal de transporte terrestre (TITT), la cual contará con cinco niveles e implica: la estación de tren suburbano, la de autobuses foráneos y la de BRT.

Entre los proyectos de Mexibús contemplados, que estarán a cargo del Gobierno del Estado de México y de la SCT, están: la ampliación de la estación Ojo de Agua, de la línea 1, al AIFA, la extensión de la estación Las América, de la línea 2, al AIFA y la ampliación de la estación Tecámac, línea 4, al AIFA.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx