La Comisión Federal de Electricidad (CFE) no asumirá el papel de patrón sustituto de 16,000 extrabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro, miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazara validar el amparo que les había sido otorgado en septiembre pasado por un tribunal colegiado y que obligaba a la CFE a asumir dicha obligación.

El 13 de septiembre del 2012, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito concedió dicho recurso al SME, al creer que no hubo causa de fuerza mayor para la desaparición de Luz y Fuerza del Centro, y fue el entonces Presidente de México, Felipe Calderón, quien tomó tal decisión y por ello a él es al que debería considerarse como el patrón sustituto, por ser el titular del Poder Ejecutivo federal a quien corresponde la administración pública.

Por unanimidad de votos, los ministros de la Segunda Sala de la SCJN negaron el amparo, al considerar que no puede concebirse al Mandatario como el patrón en las relaciones con los trabajadores de un organismo descentralizado como Luz y Fuerza del Centro.

Luis María Aguilar, el ministro ponente del proyecto de revisión de este amparo, argumentó que en la administración pública paraestatal, la dependencia con el Presidente de la República es indirecta y mediata, porque no existe con el Poder Ejecutivo una relación jerárquica. Bajo la premisa de que los organismos descentralizados se encuentran fuera de la administración pública centralizada, se propone que de ninguna manera pueden identificarse con dicho poder unipersonal.

En este tenor, la Secretaría de Energía pidió a los trabajadores acatar la decisión tomada por la Suprema Corte de Justicia.

Por su parte, el SME anunció que interpondrá una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal y otra más ante la Corte Internacional de Derechos Humanos por la negativa de la Corte para ratificar el amparo que ya les había sido otorgado por un tribunal colegiado.

(Con información de Karol García)