CANCÚN, Quintana Roo.- Después de meses complicados en la industria de la hotelería, el Grupo Royal Holiday está poniendo en marcha sus proyectos de expansión en República Dominicana y en el estado de Baja California Sur.

“Dentro de los planes de los próximos dos años, vamos a construir un hotel de más de 500 habitaciones en Playa Bávaro en República Dominicana. Acabamos de adquirir el terreno y vamos a iniciar la construcción en febrero del 2022, estaremos listos en agosto o septiembre del 2023”, comentó Pablo González Carbonell, presidente del Grupo Royal Holiday.

Dijo que el proyecto contempla 550 cuartos, con un presupuesto de 200,000 dólares la llave, alrededor de 110 millones de dólares.

“Queremos crecer en Cabos San Lucas. Ahí estamos buscando opciones desde la adquisición del terreno. El potencial de ese destino es enorme. Está creciendo mucho y es difícil de encontrar un buen lugar a un buen precio, pero se pueden captar muy buenas tarifas de hospedaje”, mencionó González.

Actualmente, cuentan con el hotel Park Royal Homestay Los Cabos que cuenta con 56 habitaciones, que está rodeado de un campo de golf y a 700 metros de la playa.

Comentó que en Cancún y el Caribe luchan mucho en cuanto a las tarifas, ya que surge competencia todos los días y crece de manera importante. “Este año se crearon cerca de 4,000 cuartos y la lucha es la tarifa, porque las ocupaciones están”.

La cadena hotelera Park Royal Hotels & Resorts está conformada por 14 propiedades en destinos de México, Estados Unidos, Puerto Rico y Argentina.

Situación del Turismo

González Carbonell quien es el presidente y fundador de la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (AMDETUR) y vicepresidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) comentó que la industria del turismo en México tiene grandes ventajas: “La vecindad con el mayor emisor mundial del turismo que es Estados Unidos, las playas, el clima y el factor humano, la atención hacia el huésped. Esos son los grandes activos que tenemos”.

Sin embargo, “tenemos dos graves problemas: La falta de promoción, hace tres años desapareció el Consejo de Promoción Turística, hemos realizado esfuerzos de manera local, por ejemplo, Cancún, Puerto Vallarta, entre otros, se han unido para hacer promoción, va de la iniciativa privada y los gobiernos estatales. El 3% del ingreso por hospedaje va al gobierno estatal y los gobiernos han sido muy sensibles a que esto se aplique a la promoción, pero nada como lo que hacía el Consejo de Promoción Turística.

“Otro problema grave que ha estado soterrado por la pandemia, es la seguridad. La seguridad es muy importante. Son cuestiones a superar”, dijo González Carbonell, quien ha sido el único mexicano en presidir la Global Alliance for Timeshare Excellence.

Pandemia

El directivo comentó que el reto principal durante la pandemia fue cuando estuvieron cerrados de marzo a agosto del 2020 fue mantener la plantilla laboral. “Utilizamos la tónica que hemos realizado durante los huracanes, somos una empresa que está formada de gente”.

Dijo que los ladrillos son intrascendentes, sin embargo, el capital humano es muy importante. En el Grupo Royal Holiday cuenta con alrededor de 4,000 colaboradores.

“Nuestra cadena ha evolucionado bien, tuvimos dos tropiezos en el año que coinciden con los picos en la pandemia en febrero y agosto. Sin embargo, en la temporada de invierno que inicia el 21 de diciembre ya se observa que la ocupación es mayor que en algunos casos está arriba del 90%, dijo González.

Por su parte, Benny Michaud, director general de los hoteles Park Royal Hotels & Resorts comentó que en el 2020 han vivido con la visita del mercado mexicano. “Vemos una mezcla de turistas estadounidenses en los destinos de Cancún, Puerto Vallarta y a Cabos San Lucas que vienen desde California”.

Comentaron que se observa la inflación en los costos de los productos y servicios que adquieren para sus huéspedes. “Algunos costos se han incrementado hasta 25% por protocolos de Covid”, concluyó Michaud.

patricia.ortega@eleconomista.mx