Con el propósito de apoyar a amplios sectores de la población, la empresa General Motors ha establecido un programa de responsabilidad social que abarca tres pilares: medio ambiente, educación con calidad y comunidad, expresó la gerente de Relaciones Públicas de la firma, ?Teresa Cid.

Explicó que en el rubro de medio ambiente las manufacturas en Coahuila, Guanajuato, San Luis Potosí y Estado de México cuentan con la certificación de Industria Limpia y tienen como norma el ahorro de agua y energía eléctrica en todos sus procesos.

Desde el 2004 la planta de San Luis Potosí tiene la certificación de excelencia ambiental, pues supera los niveles de eficiencia operativa en ahorro de energía y reutilización de agua. Además, tiene cero confinamiento de residuos de materiales peligrosos y los materiales de desecho de esta unidad se transforman con apoyo de Cementos Mexicanos, que lo procesa para tal fin , puntualizó la directiva.

En el tema de reforestación, el año pasado en las localidades aledañas a sus manufacturas se plantaron cerca de 3,000 árboles, y, en especial, en el parque Sierra Gorda, muy cerca de Toluca, en el Estado de México, donde se sembraron, pero también nos encargamos del cuidado de las plantaciones , comentó.

Teresa Cid expuso que en materia de educación de calidad desde hace 10 años se realiza un concurso, que combina la ciencia con la tecnología, y está dirigido a estudiantes de educación media superior o preparatorias, con el objetivo de que construyan un robot. Con esta actividad, estamos realizando un semillero de futuros ingenieros donde participan alumnos de escuelas públicas y privadas de las comunidades cercanas a nuestros centros de manufactura , amplió.

Añadió que la firma ha proporcionado la asesoría de cómo armar el robot a través de 40 ingenieros voluntarios de la empresa y en 10 años ha orientado a 1,250 estudiantes para involucrarlos y generar talento en robótica.

General Motors se caracteriza por formar talentos y por ello en nuestro programa de becarios y prácticas profesionales durante el 2015 tuvimos 460 chicos, de los cuales, 40% se quedó a trabajar en la empresa , mencionó.

Apoyo a la comunidad

Desde hace cinco años opera la Brigada Cheyenne, un proyecto sustentable que ayuda a comunidades necesitadas en la transportación de materiales y personas en zonas de difícil acceso.

Su función es apoyar en la transportación de materiales de construcción o bien materias primas, y trabajamos de la mano con Fondo Unido, quien nos canaliza estos proyectos , explicó Cid.

Otra vertiente es que ante un desastre natural esta brigada realiza recolección de alimentos y enseres y, junto con la Cruz Roja, hacemos la entrega en zonas de difícil acceso gracias a nuestra camioneta que es todo terreno , agregó.

Desde hace cinco años inició la colaboración con la Asociación Mexicana contra el Cáncer de Mama, a través de donativos en efectivo y en especie.

Teresa Cid enfatizó que el equipo directivo en General Motors México se ha comprometido a darle seguimiento a las actividades de responsabilidad social mediante su comité de voluntariado.

undefined

edna.herrera@eleconomista.mx