La posibilidad de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sea la encargada de garantizar la interconexión en las vías férreas y de establecer las condiciones y contraprestaciones en los casos en los que los concesionarios no lleguen a un acuerdo por el uso de su vía fue el tema que mayor escozor causó a las empresas ferroviarias, aseguró Juan Carlos Muñoz.

En entrevista, el Presidente de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados reconoció que desde que se presentó la iniciativa el año pasado hubo polémica y se escuchó a los interesados; puntualizó que se buscó sacar un dictamen de la mejor manera posible , en donde la competitividad del país sea la beneficiada.

La posibilidad de que Kansas City pueda entrar a las vías de Ferromex, por ejemplo, es algo que les hizo ruido, al igual que el tema de las sanciones, donde finalmente hubo flexibilidad de los legisladores , refirió.

Desde su perspectiva, existen las condiciones adecuadas para que haya nuevos jugadores en la industria ferroviaria de carga y que paguen por utilizar la infraestructura actual para hacer crecer el sector, a pesar de que las siete empresas que operan actualmente cuentan con una concesión de 50 años, la cual inició en 1997.

Actualmente, la convivencia ferroviaria sólo existe en pequeños tramos. Lo que buscamos es que sea total. Si tengo un viaje de Tijuana a Chiapas, debe haber posibilidad de contratar a una empresa y no tenga que hacer transferencias, porque eso resta competitividad y capacidad de negociación. Tu podrás contratar a una u otra, la que te dé mejor precios , explicó el legislador.

Con el objetivo de evitar futuras complicaciones al respecto, los diputados optaron porque sea la Secretaría de Comunicaciones y Transportes la instancia encargada de fijar las condiciones de pago correspondiente, e incluso pedir la opinión de la Comisión Federal de Competencia Económica.

En relación a las sanciones que plantea la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario vigente, Muñoz reconoció que eran muy agresivas , al establecer que se podría revocar la concesión o el permiso cuando previamente se le haya sancionado en dos ocasiones, por ello, en un agregado presentado ayer se limitó el periodo a cinco años.

Escuchamos a las empresas e incorporamos sus inquietudes que consideramos. Ahora toca al Senado analizar el dictamen, y si hacen observaciones nos lo devolverán , puntualizó.

FERROCARRILEROS VEN PERJUICIO EN CAMBIOS

Las empresas ferroviarias que operan en México consideran que las modificaciones propuestas a la ley actual vulneran las concesiones que les fueron otorgadas y alistan la posibilidad de instalar un panel internacional de controversias, para defender sus derechos, como lo establece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Fuentes del sector indicaron que la propuesta que se turnó al Senado refleja un gran desconocimiento y no toma en consideración los cerca de 10,000 millones de dólares que ha invertido el sector privado en mejorar la red ferroviaria.

Con la salvedad de reservar su identidad, porque existe un cabildeo a muy altos niveles para evitar que prosperen los ajustes, consideraron que dada la participación de empresas estadounidenses en el país (Kansas City Southern en su filial mexicana y Union Pacific en Ferromex) se analiza la alternativa de acudir a instancias internacionales y, próximamente, fijarán su posición al respecto.

El Economista solicitó la opinión de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), presidida por José Zozaya. Como respuesta se obtuvo que están en proceso de evaluación de la información sobre el tema, por lo cual requieren de mayor tiempo .

En su sitio en internet, el órgano de consulta ante el sector público, refiere que previo al proceso de privatización, el ferrocarril sólo movía el 14% de la carga total del país y actualmente contribuye con el 27%; sin embargo, cifras de la SCT al cierre del 2012 muestran la siguiente participación:

Autotransporte de carga 56%, transporte por agua 32% y transporte por ferrocarril 12 por ciento.

[email protected]