Una recuperación significativa y sostenible de los precios internacionales del petróleo, que supere los 52 dólares por barril en el corto plazo, parece poco probable incluso después de la extensión de ocho meses más a los recortes productivos acordada por los negociadores miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), afirmó la aseguradora de riesgos financieros Coface.

De acuerdo con el analista Ruben Nizard, la expectativa de que en el último encuentro que concluyó el 24 de mayo se negociara un recorte mayor a los 1.8 millones de barriles implementado desde noviembre pasado provocó que la simple extensión de mantenerlo hasta febrero del 2018 decepcionara a los mercados, sumado a que no hubo más países que se unieran al pacto.

Con ello, en su análisis prevé que el precio del Brent se mantenga por encima de los 50 dólares por barril, pero no por encima de los 52 dólares observados al término de la negociación en Viena.

Con inventarios de crudos todavía altos, la demanda ha mostrado señales tibias de recuperación , aseveró.

A pesar del arranque positivo que se logró luego de las negociaciones de noviembre pasado, en que al grupo de la OPEP, comandado por el mayor productor global que es Arabia Saudita, se unieron 11 miembros más, el reporte del primer cuarto del año sobre inventarios de la Agencia Internacional de Energía (EIA, por su sigla en inglés) mostró que entre los países de la OCDE éstos se mantienen en un nivel por encima de los 38.5 millones de barriles diarios, lo que muestra que los recortes productivos no son suficientes para reducir el precio.

Pozos de EU

La actividad estadounidense, impulsada por el incremento en la extracción de shales, no lleva un camino que permita reducir los precios, convirtiéndose en un riesgo potencial. Al 24 de mayo, ésta mostró un incremento a tasa anual de 6.7% para ubicarse en 9.32 millones de barriles por día, según la EIA. En tanto, el indicador estadounidense de Baker Hughes sobre perforación mostró que por 19 semanas consecutivas ha habido un incremento en el número de pozos activos en ese país, que pasaron de 404 a 908 en dos años.

[email protected]