La brasileña Embraer firmó un contrato con la estadounidense Republic Airways, que opera con la mayor flota de E-Jets en el mundo, para la venta de 47 jets Embraer 175. El acuerdo también incluye la opción para la venta de 47 aviones adicionales, en una operación de hasta 4,000 millones de dólares a precio de catálogo.

Las aeronaves de Embraer, la tercera fabricante mundial de aviones comerciales, serán operados bajo la marca American Eagle, que opera rutas regionales de American Airlines.

El acuerdo está sujeto a la aprobación del Tribunal de Quiebras de Estados Unidos, que se espera suceda en el primer trimestre del 2013.

Tras la divulgación del acuerdo, las acciones de Embraer cerraron la jornada en la Bolsa de Brasil con ganancias de 8.89%, para cotizar cada papel en 15.93 reales (casi 8 dólares).

De acuerdo con el presidente de Embraer Aviación Comercial, Paulo César Silva, la compañía entregará entre 15 y 20 aviones del modelo actual en el primer semestre, para entregar primera unidad mejorada del Embraer 175 (E175) en abril del 2014.

El E175 es el avión tecnológicamente más avanzado, eficiente y cómodo de su categoría , afirmó Silva.

Para el ejecutivo, el mercado de Estados Unidos tiene potencial para comprar entre 300 y 400 unidades de la misma categoría en los próximos 4 a 5 años.

Como líder en los aviones de 70 a 120 asientos, Embraer continúa invirtiendo en la familia de E-Jets, utilizada por cerca de 60 aerolíneas de 40 países , dijo la compañía en un comunicado.

Vamos a ofrecer más vuelos durante todo el día en los principales mercados, al mismo tiempo en que ofrecemos más oportunidades a nuestros clientes , destacó Chuck Schubert, vicepresidente de Planificación de Redes de Vuelos de American Airlines.

MEJORAS

Embraer informó que comenzó a implementar una serie de mejoras a la actual generación de E-Jets, incluidas las nuevas puntas de las alas (wingtips), optimización del sistema y mejoras aerodinámicas que reducen el consumo de combustible hasta 5 por ciento.

Embraer, que emplea a 17,253 trabajadores, es el tercer fabricante de aviones comerciales detrás de los gigantes Boeing de Estados Unidos y Airbus, de la Unión Europea.

La fabricante brasileña entregó 205 aeronaves en el 2012 y cerró el año con una cartera de pedidos por 12,500 millones de dólares, 18.3% menos que el año anterior, informó recientemente la compañía.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica