La multinacional Repsol abrió sus primeras cinco estaciones de servicio en Chiapas, con lo que avanza en su plan de expansión en México, donde ya cuenta con 90 instalaciones repartidas en varios estados del país.

“Hemos trabajado duro para aportar valor al mercado de hidrocarburos en México. Queremos brindarles a los clientes un servicio excepcional, transparente y de calidad en todos los aspectos. Esta nueva estación avala la apuesta por convertirnos en un agente relevante en la cadena de valor del sector de hidrocarburos mexicano”, dijo el Country Manager de la compañía en México, Esteban Gimeno.

En un comunicado, expuso que de la mano de empresarios locales, fortalece su presencia como marca de confianza, con iniciativas guiadas por la calidad y la transparencia como factores determinantes en su operación.

Este compromiso, indicó, se ejecuta a través de distintas medidas, como los jarreos volumétricos a petición de los clientes, que quieran verificar que la cantidad solicitada es la que se está despachando al momento de cargar gasolina.

Adicionalmente, ha colocado bombas nuevas y propias en sus gasolineras en México y ha instalado el Sistema de Estación Segura Repsol (SES Repsol), que consistente en un software y hardware para el control volumétrico.

Así como otros elementos que refuerzan la confiabilidad de la cantidad suministrada por las bombas a lo que se suma un control diario de medida por parte de la compañía.

Las estaciones de Repsol también ofrecen los combustibles Neotech, una fórmula exclusiva desarrollada en su Centro de Tecnología, y que incorpora toda la experiencia acumulada en las competiciones del motor más exigentes, como el Mundial de Motociclismo, el Dakar o la Fórmula 1.

Repson cuenta con instalaciones en el Estado de México, Ciudad de México, Veracruz, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Chiapas, Hidalgo, Baja California Sur y Tlaxcala.

erp