El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) entregó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador una propuesta de medidas económicas, fiscales y administrativas, que incluyen incentivos fiscales como la depreciación acelerada a la inversión, reducción del Impuesto sobre la Renta (ISR), así como el Impuesto sobre la Nómina para preservar el empleo, mantener las empresas y enfrentar la pandemia del Covid-19.

Mientras que en el mundo se han implementado medidas para estimular la economía y atenuar los efectos de esta crisis, Carlos Salazar, presidente del CCE, lamentó que en México se carezca de un plan para hacer frente a la emergencia de la pandemia.

La medida primordial que plantea el CCE es que se usen los recursos del superávit primario planeado, que ascienden a 13,000 millones de dólares.

José Luis de la Cruz, director de asuntos económicos de la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin), sostuvo que se requiere con urgencia una tregua fiscal para que la planta productiva pueda avanzar.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, urgió que se garantice la liquidez de la economía y se prolongue la reducción de las tasas de interés.

El dirigente se pronunció por un acuerdo nacional que permita mitigar la posible recesión que se enfrentará en el mundo y que garantice que se mantenga el empleo en México. Y para ello, planteó: depreciación acelerada de activos, negociar con las entidades federativas la reducción del impuesto sobre la nómina, deducibilidad a 100% de las prestaciones laborales como medidas fiscales.

Además del pago gubernamental oportuno a proveedores nacionales, así como detonar el consumo de gobierno a 100% de bienes nacionales.

A través de un comunicado, la Concamin refirió que, entre los sectores afectados por el impacto del Covid-19, por el paro de actividades en China son el automotriz, equipo y maquinaria eléctrica, equipo electrónico y sus componentes, equipo de cómputo y sus componentes, industria textil y del vestido, productos químicos, farmacéutica, productos metálicos y maquinaria y equipo.

De no tomar medidas contingentes y articular un programa de reactivación económica e industrial frente al Covid-19, la Concamin alertó que la industria podría caer 3.5% respecto al 2019, que representaría el doble de lo registrado durante el año previo.

Para el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, los 3,500 millones de pesos anunciados por Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Federal, para la adquisición de equipo e insumos de diagnóstico, material de laboratorio, insumos de protección personal para pacientes y personal de salud, así como ventilación de soporte de vida, resultan “insuficientes”, tomando en cuenta que todas las naciones están tomando fuertes y severas medidas.

“Solicitamos a la Administración encabezada por (Andrés) López Obrador a otorgar mayores estímulos fiscales para aminorar y contener el impacto negativo que pueda ocasionar la emergencia sanitaria a las finanzas nacionales, ya que la pandemia del Covid-19 comienza a impactar la economía de todos los sectores productivos, pero con mayor énfasis en las pymes (pequeñas y medianas empresas), que lucharán contra la falta de liquidez”, enfatizó De Hoyos.

“Confiamos en que las autoridades tomen medidas contundentes para cuidar la salud pública y el bienestar de los mexicanos. Estamos, como siempre, abiertos al diálogo y la propuesta para tratar de mitigar, conjuntamente, las afectaciones económicas”, acotó el CCE.

El sector privado llamó a la población a mantener la calma y la responsabilidad, atender todas las recomendaciones y limitar lo más posible su exposición, evitando los eventos multitudinarios, las salidas innecesarias y las compras de pánico.

ConMéxico hace llamado a no realizar compras de pánico

El Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico) hizo un llamado a no realizar compras de pánico y se comprometieron a realizar el abasto de bienes de consumo para hacer frente a la contingencia derivada de la pandemia el Covid-19 en el territorio mexicano.

“Ofrecemos de manera permanente productos de calidad, seguros e inocuos, incluso en circunstancias extraordinarias como ésta, por lo que hacemos un llamado a la calma, evitar compras de pánico y seguir las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias”, mencionaron en un comunicado.

Además, señalaron que realizarán la proveeduría continua y variada en los distintos canales de compra —desde las tiendas de esquina hasta los autoservicios— para satisfacer la demanda diversa de los consumidores ya sea por despensa, reposición y consumo inmediato. ConMéxico produce más de 52,000 bienes de consumo agrupados en cerca de 1,000 marcas. Entre las empresas asociadas se encuentra The Clorox Company, Colgate-Palmolive, P&G, SC Johnson, Unilever, entre otras, mismas que cuentan con plantas y centros de distribución en las 32 entidades del país. (Redacción)

Súpers anuncian medidas preventivas por Covid-19

Algunas de las principales tiendas de autoservicio del país dieron a conocer este martes las medidas que serán adoptadas con el fin de prevenir eventuales contagios del Covid-19.

Grupo La Comer informó que creó un comité de contingencia que pondrá en marcha las medidas de contención contra el coronavirus. Destaca que, en caso de que alguno de sus colaboradores presente síntomas de la enfermedad, no deberá acudir a laborar, con el fin de reducir al mínimo la posibilidad de contagio en oficinas y tiendas.

“Para la clientela que acude a comprar a nuestras tiendas, se han instalado dispensadores de gel en puntos de alto tránsito. Se ha implementado la entrega de los carritos con manerales desinfectados (sanitizados por personal de la tienda) y medidas de higiene especiales para todos los trabajadores”, refirió La Comer.

Organización Soriana precisó que cuenta con procedimientos de higiene fortalecidos en sus puntos de contacto de las tiendas e hizo un llamado a los clientes para utilizar el servicio a domicilio.

Se solicitó la postura de las cadenas Walmart y Chedraui. Hasta el cierre de esta edición no se recibió algún comentario. (Estephanie Suárez)

Contingencia sanitaria podría limitar salarios a trabajadores

La mejor alternativa que tienen las empresas frente a la pandemia del Covid-19, y mantener a sus trabajadores, es el home office, como ya lo han implementado organizaciones en el país como Unilever; GSK; Pfizer; American Express; Google; Amazon; Nielsen; Nestlé; GAP (a partir del miércoles el personal de oficinas), Aeroméxico (próxima semana en oficinas), y General Electric; no obstante, una declaratoria del gobierno federal como contingencia sanitaria tendría más implicaciones laborales.

De acuerdo con especialistas, las empresas que no puedan aplicar el trabajo remoto tienen como alternativa la implementación de una suspensión temporal de las relaciones de trabajo por fuerza mayor; “al tratarse de una pandemia ocasionada por el Covid-19 aplica la causa de fuerza mayor y siendo así se tendría que solicitar a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la suspensión, para posteriormente iniciar el Procedimiento Especial Colectivo (dos a cuatro semanas) y al término de éste, el Tribunal autoriza o niega la suspensión”. Lo anterior, significa que la empresa está obligada a realizar un pago único a cada empleado equivalente a un mes de salario como máximo por todo el tiempo que dure la suspensión; y la empresa, en acuerdo con el sindicato, debe justificar la existencia de la fuerza mayor durante ese periodo.

“Hay clientes que están sufriendo porque en el sector turístico y aéreo están buscando cómo reducir salario, hay varios clientes que se están poniendo de acuerdo con sus trabajadores, si les bajan el salario o van menos días”, puntualizó Ricardo Martínez Rojas, abogado laboral.

Otro escenario laboral frente al coronavirus es que el gobierno de México hiciera la declaratoria general por contingencia sanitaria; entonces, el patrón está obligado a pagar un salario mínimo por el mes que dure la contingencia, después de ese tiempo se realizaría una evaluación sobre su situación. En este caso no es necesario solicitar la autorización de la Junta para aplicar esta medida que se encuentra en la Ley Federal del Trabajo desde el 2012. En ambos casos de suspensión, después de ocho días, la empresa queda liberada del pago de las cuotas obrero-patronales (Seguro Social). (Con información de María del Pilar Martínez)

Consultores de obra piden acciones para mitigar efecto Covid-19

Ante el avance del Covid-19 en México, la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC) sugirió a las autoridades federales, estatales y municipales implementar “tres medidas inmediatas” que contengan una afectación grave en la actividad económica: pago urgente de estimaciones vencidas, el diferimiento parcial en el pago de algunos impuestos federales y locales, hasta en tanto se retome la normalidad en la actividad económica, y acelerar el financiamiento de la banca de desarrollo

Mediante un comunicado, el organismo presidido por Marco Antonio Gutiérrez Huerta, difundió la propuesta para tratar de mitigar el impacto en el sector de la consultoría nacional, apoyando a las firmas que prestan servicios relacionados con obra pública en el país.

En el primer punto de su propuesta solicitaron a las dependencias y entidades de gobierno el pago urgente de las estimaciones vencidas que se tengan con los prestadores de servicios relacionados con obra pública para que puedan cumplir con el pago de sueldos a su personal. Aunque no detalla el monto que eso representa.

Respecto a obligaciones patronales, la CNEC pide al Servicio de Administración Tributaria, al IMSS, al Infonavit y a las tesorerías locales el diferimiento parcial en el pago de algunos impuestos federales y locales, así como de cuotas patronales, hasta en tanto se retome la normalidad en la actividad económica.

A Banobras, Nafin y Bancomext solicitan “acelerar el otorgamiento de las líneas de crédito, para que las empresas que prestan servicios relacionados con obra pública y servicios de consultoría puedan allegarse, ya sea vía factoraje o créditos para capital de trabajo, de los recursos indispensables para cumplir con el pago de sueldos a su personal y de insumos básicos de trabajo”.

También, la consultoría organizada del país hizo un llamado a “evitar una mayor afectación a la actividad económica con la propagación de la pandemia del Covid-19, a través de promover la observancia de los protocolos de contención sanitaria propuestos por la Organización Mundial de la Salud”.  (Con información de Redacción)

¿Qué proponen los empresarios?

1. Depreciación acelerada de activos.

2. Reducción de ISR a 27 por ciento.

3. Negociar con las entidades federativas la reducción del impuesto sobre la nómina.

4. Deducibilidad a 100% de las prestaciones laborales.

6. Garantizar la liquidez de la economía y reducción de las tasas de interés.

7. Pago oportuno a proveedores del gobierno.

8. Consumo de gobierno a 100% de bienes nacionales.

9. Infraestructura energética con al menos 50% de contenido nacional.

10. Acelerar los procesos de devolución del IVA.