El sector automotriz se coronará como la industria de mayor crecimiento de la economía de México, luego de que se encamina a romper récord en el 2015 como generador de divisas, por encima del turismo y petróleo, al alcanzar un superávit de 55,000 millones de dólares, apostó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El saldo comercial automotriz de este año será 11% superior al registrado en el 2014, avance que consolida a la industria como la principal generadora de divisas para el país.

El sector automotriz es el motor de crecimiento de la economía, de esta manera contribuimos a tener finanzas sanas y la generación de empleo e inversión en distintas partes del país , aseveró el directivo.

De enero a septiembre, la industria automotriz registró un saldo superavitario de 40,033 millones de dólares, al aumentar 10.6% con respecto al mismo periodo del 2014; mientras que al compararlo con lo reportado en el 2012, muestra un repunte de 42.2 por ciento. Dichas cifras contrastan con el saldo de la manufactura nacional, que es negativo en 7,506 millones de dólares.

Dejamos claro que este sector es el más importante de la industria nacional. La balanza automotriz sigue rompiendo récord... , aplaudió Solís.

De acuerdo con los datos de la AMIA, tomados del Banco de México, el Servicio de Administración Tributaria y la Secretaría de Economía, las exportaciones automotrices acumularon 66,374 millones de dólares durante los primeros nueve meses del 2015, al aumentar 7.5% contra el mismo lapso del 2014.

La industria automotriz vendió 2 millones 83,224 unidades en el periodo de enero a septiembre, que representan 6.7% más comparado con el mismo periodo del año previo.

Eduardo Solís prevé cerrar el 2015 con la exportación récord de 2.7 millones de autos y aumentarla a 4 millones de vehículos hacia el 2020.

En tanto, la importación automotriz en los primeros nueve meses del año fue de 26,341 millones de dólares, 3.2% más que lo adquirido en el 2014, en el que sobresalen partes y accesorios para autos con la mayor proporción de compras al exterior.

No obstante, Eduardo Solís afirma que esta cifra tenderá a bajar conforme se vaya fortaleciendo la proveeduría nacional, que sustituya importaciones, para lo cual la industria trabaja de la mano del gobierno federal para atraer a empresas que fabriquen este tipo de piezas y que dote de valor agregado al sector automotor. El presidente de la AMIA informó que la industria automotriz aporta 3% del Producto Interno Bruto (PIB), porque crece a una dinámica brutal .

[email protected]