En el marco del Día Mundial de Reciclaje, la iniciativa Recicla Unicel inauguró la exposición virtual “El unicel en nuestras vidas” que pretende dar mayor difusión al segundo uso que se le puede dar a este material que no se transforma con el tiempo y que podría ser mayormente utilizado en lugar de ser recolectado como residuo sólido, y tener una disposición final en rellenos sanitarios, pues en entrevista Gerardo Pedra, de la iniciativa Recicla Unicel, explicó que la repercusión para el medio ambiente que este material podría tener es el espacio innecesario que ocupa en los rellenos sanitarios.

Sin embargo uno de los mayores retos para el reciclaje efectivo de unicel en México es la falta de conocimiento de que es posible un reciclaje por mínimo que este sea, desde vasos, platos y envolturas que se convirtió en uno de los aliados más recurrentes para las entregas a domicilio durante la pandemia. El uso de este material se limita a solamente una vez para luego desecharlo en la basura.

“El unicel tiene un gran potencial de valorización, es una materia útil para la elaboración de otros productos, hace muchos años cuando comenzamos esta iniciativa nos preguntaban porqué no se había hecho antes y la realidad es que este tipo de procesos y proyectos de reciclar el material empieza desde la parte esencial de promover la educación de que existe la alternativa de valorizar, porque podemos poner un acopio nacional pero si la gente no sabe o no tiene la referencia de que se puede reciclar, no vamos a recibir ni un vaso, ni un plato, ni una charola”, destacó Gerardo Pedra, de la iniciativa Recicla Unicel.

Pero no solo los consumidores de a pie son los que alimentan esta iniciativa que lleva más de 10 años fomentando la educación ambiental y el reciclaje de unicel en México también son las industrias en las que fabrican empaques y que tienen un desperdicio que la iniciativa también recupera.

“Actualmente el reciclaje que llevan a los centros de acopio las familias realmente lo hacen más por un compromiso de ayudar al medio ambiente, y no tanto por obtener un recurso monetario, es algo que comienza (en México) aunque ya hay países que tienen un valorización como China, Corea y medio oriente que están haciendo esta valorización sobre todo porque existe una gran cantidad de material en la calle”, mencionó Policarpo Rodríguez, CEO de Marcos y Marcos.

Aunque el avance del reciclaje, de todos los materiales procesados, incluso el papel, tardan años en  hacerse un hábito para los consumidores, las empresas encargadas de esta iniciativa, Marcos y Marcos, Rennueva y Dart México, no quitan el dedo del renglón para que el reciclaje sea todavía una práctica más cotidiana en el país con la elaboración del Plan Nacional de Manejo de Residuos de EPS en México ya que actualmente se posicionan como los principales recicladores de unicel en el país.

“La exposición ‘El Unicel en Nuestras Vidas’ busca dar a conocer que el EPS es un material que sí se puede reciclar en el país y promover el compromiso para el cuidado del medio ambiente”, agregó Gerardo Pedra.

El conjunto de imágenes y materiales interactivos estarán disponible durante el mes de mayo a través de la plataforma art steps.

katia.nolasco@eleconomista.mx