Un proyecto de texto del sector agrícola, que incluye la propuesta para eliminar los subsidios a la exportación a partir del 2020, fue entregado (jueves) a los ministros de comercio de 162 economías del mundo para su aprobación o rechazo en una reunión en Nairobi, Kenia.

La ministra keniana Amina Mohamed, presidenta de la Décima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), presentó el documento en medio de marcadas diferencias que hacían prever la dificultad de lograr un consenso.

En un cambio de estrategia para evitar un nuevo fiasco de las negociaciones multilaterales, los negociadores centraron por primera vez sus esfuerzos en alcanzar acuerdos en campos específicos, en lugar de un acuerdo integral.

Por esa razón, las negociaciones bianuales de la Ronda de Doha buscaban liberalizar una amplia variedad de sectores como parte de un mismo acuerdo, y atraviesan por su peor perspectiva desde el 2001 ante la falta de consenso y, sobre todo, por el desinterés de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea en las bases iniciales del proceso.

La iniciativa de la ministra keniana estipula que las subvenciones a la exportación de los productos agrícolas se eliminen en el 2020 por los países desarrollados y en el 2025 por los que están en desarrollo.

El texto propone un plazo máximo de amortización de 540 días en las garantías de crédito para las exportaciones agrícolas, otra manera de dar subsidios, en un contexto en el que no hay topes en las reglas de la OMC y tales apoyos llegan, en ciertos casos, hasta 1,080 días.

La ministra keniana nombró a Ildefonso Guajardo, secretario de Economía de México, y a Børge Brende, ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, como cofacilitadores del proceso en la negociación y concreción de la Declaración Ministerial de Nairobi.

Las primeras reacciones sobre el documento sugerido fueron encontradas. India manifestó su rechazo y reiteró su demanda de una solución permanente a sus subsidios para la formación de reservas alimentarias.

La noche del jueves, Mohamed intentaba producir un texto revisado para ser presentado, en un proceso que sería aprobado o rechazado en función de si se alcanza un consenso con base a la decisión de cada uno de los miembros de la OMC bajo la disyuntiva de lo tomas o lo dejas .

Llaman al Senado de EU a votar contra el etiquetado COOL

Los gobiernos de Canadá y México trabajan de cerca para defender su industria ganadera ante las normas de etiquetado en carnes impuestas por Estados Unidos (COOL) y llamaron al Senado de ese país a actuar para evitar represalias.

En el marco de la décima reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se celebra en Nairobi, Kenia, la ministra de Comercio Internacional de Canadá, Chrystia Freeland, y el titular de Economía de México, Ildefonso Guajardo, indicaron en un comunicado conjunto que este etiquetado afecta a los ganaderos de sus países.

El etiquetado COOL obliga a los empacadores a identificar dónde nacieron los animales, en qué lugar se criaron y dónde los sacrificaron. En junio pasado, la Cámara de Representantes de EU aprobó una ley que derogaría el etiquetado en carne vacuna, de cerdo y de ave, pero el Senado no la ha votado. (Agencias)

[email protected]