La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) multó a General Motors de México con 1 millón 200,064 pesos, por importar y comercializar 96 vehículos sin contar con el Certificado de Norma Oficial Mexicana (NOM) 042 en materia ambiental.

La dependencia a cargo de Guillermo Haro informó que la automotriz importó y comercializó vehículos de las marcas Chevrolet Corvette CPE 6.2I, año modelo 2015, y Cadillac, línea SRX 3.6I, año modelo 2016, antes de contar con certificado ambiental.

De acuerdo con el reporte de la Profepa se constató que del 13 septiembre del 2015 al 18 de julio del 2016, General Motors importó y comercializó en el territorio nacional 96 vehículos automotores nuevos sin contar con dos certificados NOM de cumplimiento, mismos que fueron obtenidos con posterioridad a la importación y comercialización.

A través de un comunicado, la empresa estadounidense respondió que la sanción deriva de un procedimiento administrativo que no tiene afectación alguna para los consumidores , ya que todos los vehículos modelos 2015 y 2016 que fueron comercializados en el periodo señalado por la Profepa, a esta fecha han obtenido ya los certificados correspondientes.

General Motors México sostuvo que los vehículos cumplen con la normatividad aplicable, pudiendo ser usados sin restricciones y no representan riesgo alguno para los clientes de la marca en cumplimiento que expide la Procuraduría conforme a la legislación ambiental vigente. La automotriz que encabeza Ernesto Hernández fue notificada de la sanción impuesta por la Procuraduría a través de la resolución administrativa en la que determinan el hallazgo de 96 vehículos sin certificado ambiental.

Por no contar con los certificados NOM de cumplimiento antes de la importación o comercialización de sus vehículos, se emitió resolución administrativa en la que se impuso una sanción económica , definió la Profepa.

En este sentido, la dependencia anunció que inspeccionará a toda la industria automotriz del país para asegurar que cumpla con sus obligaciones ambientales, obteniendo su certificado NOM de cumplimiento ambiental de manera previa a la importación y/o comercialización de los vehículos que se comercializan en el país, con el cual se asegura que éstos cumplan con los límites máximos permisibles de emisiones a la atmósfera y de ruido y, en su caso, impondrá las sanciones económicas correspondientes por el incumplimiento a la normatividad ambiental.

[email protected]