Las operaciones aéreas de Magnicharters en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se realizan de manera cotidiana y la suspensión que hizo la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) fue únicamente en su módulo de venta de boletos, aseguró la aerolínea.

Magnicharters se encuentra operando normalmente, por lo que todos nuestros pasajeros y nuestros clientes tengan la certeza de que tomarán sus vuelos a los destinos que han elegido en tiempo y forma , explicó Jorge Luis Badía, director general adjunto de la empresa, en un comunicado.

Horas antes, la Profeco dio a conocer que derivado del Operativo Vacacional Decembrino 2014 realizado en el AICM se verificó la calibración de 53 básculas para equipaje, se suspendió la actividad comercial de la línea aérea y se intensificaron las tareas de protección a los consumidores con la instalación de cuatro módulos de atención en las dos terminales del aeropuerto.

La irregularidad por la cual se suspendió la actividad comercial en Magnicharters fue el que no se exhibían tarifas a la vista al público de los servicios ofertados , refirió la dependencia.

Durante los periodos vacacionales, la Profeco realiza revisiones en aeropuertos y centrales de autobuses, con la finalidad de respaldar a los turistas y atender sus inquietudes.

Por ejemplo, en las terminales aéreas se instalan básculas que pueden ser utilizadas sin costo para verificar el peso de su equipaje.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx